Policiales |

Denunció que su hijo con esquizofrenia fue detenido y golpeado en la alcaidía policial

Es oriundo de Merlo. Realizaron una presentación en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

“Lo ponían boca abajo, uno de los policías se le paraba arriba de la espalda y otro le doblaba el cuello, por lo que no podía respirar. Le decía que le pegara un tiro así no sufría más”, relató Eduardo Mackey sobre la situación de supuesta violencia institucional que sufrió su hijo de 38 años detenido en la alcaidía de la Unidad Departamental de Río Cuarto.

Sebastián, quien padece de esquizofrenia, está internado en una clínica psiquiátrica de Banda Norte de la vecina ciudad cordobesa desde el 24 de octubre, unos días después de salir de viaje de la localidad de Villa de Merlo, en la provincia de San Luis.

Mackey relató que el 24 de octubre realizó la denuncia en la comisaría de Merlo sobre el paradero de su hijo que se había ausentado el 20. En horas de la tarde, recibió una llamado de la Policía de Río Cuarto que estaba detenido en la jefatura de calle Belgrano 58.

“Viajó mi hija y no se lo dejaron ver y le dijeron que lo iban a trasladar a la Phillippe Pinel. Cuando lo trasladaron estaba en calzoncillo, todo mojado, hacía mucho frío, con un casco en la cabeza y lo llevaron con las manos en la espalda atado a las piernas, como un chanchito”, denunció el padre del muchacho.

Agregó que en el operativo de traslado participaron tres móviles y una decena de efectivos policiales.

Mackey explicó que el sábado 27 viajaron a nuestra ciudad para poder verlo y no se lo permitieron y recién la semana pasada lo dejaron. “Impresionaba, estaba golpeado por todos lados, tenía un derrame en un ojo, el cuello no lo podía ver y en la zona de las manos y los brazos estaba lastimado”, dijo.

Agregó que ese día intentaron hacer la denuncia y no se la recibieron en la subcomisaría Centro y fueron a la delegación local de la Policía Federal, pero no fueron atendidos.

“No sabemos por qué fue detenido”, señaló Mackey, quien indicó que realizaron una presentación por el maltrato y la violencia institucional en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Sigue internado en la clínica psiquiátrica.