Deportes | deportistas | dirigentes | club

"Hacer el gran club que soñamos"

Oscar Gattario estimó que "la obra que emprendimos nos dará un salto de calidad, pero será la nueva generación la que renovará con ideas y empuje el panorama del deporte de la ciudad". El "aurinegro" contiene a 450 deportistas

Unión Central cumple hoy 112 años. Fueron ferroviarios los que crearon el club, y obvio que eligieron los colores característicos.

Quizás el inglés Henry Harris, su presidente en 1908, no imaginó que de la cuna “aurinegra” surgirían futbolistas “de Selección”, de la talla de “Zurdo” López, “Pepona” Reinaldi, “Cachorro” Lupo, “Pelado” Montes, o que el básquetbol daría exponentes como los Costa o Menard, hasta ascender a la Liga Nacional “B” de básquetbol de la mano de los hermanos Carlos Mario y Eduardo Menard, rodeado por los americanos Coleman, Kelly, Shouse y Turner más los nuestros: Daniel Barrientos, Gustavo Bomprezzi, Daniel Delgado, Alan Pereyra, Néstor Virgolín, Gustavo Servino y Javier Parolín.

Nadie podrá borrar el ascenso de ese equipo de básquetbol que hacía explotar el Salón de los Deportes en 1985 y 1986, logrando situarse en la Liga Nacional B de Básquetbol. Ni aquel triunfo ante Atenas en un amistoso en el ‘86.

Tampoco nadie podrá olvidar el torneo Provincial de la Federación Cordobesa de Fútbol que en 2002 logró el “aurinegro” de la mano de Aureliano Sánchez, con Munch, Ortiz, Velasco, Orviz, Berterame, Lazo, Aguilera, Ignacio y Leonardo Negrini, Delfino, Volmaro, Miranda, Arena, Orellana, Casas, Pereyra, Araya, Formía y Sánchez.

La intención de embarcarnos en la obra fue otorgar mayor comodidad, un espacio similar al gimnasio. Es una obra ambiciosa. La incorporación de la mujer a través de la gimnasia artística nos hizo ver que hay más deportes para sumar, pero no hay más lugar, ni margen horario para practicar en las instalaciones

Reportear al presidente Oscar Gattario no fue con la idea de abordar tanta gloria del “Gigante de calle Rucci”, sino su actualidad.

No faltó el recuerdo de los populares bailes y corsos que dotaban de un “festival de la alegría” a la ciudad, pero la intención fue permitirle levantar la copa y brindar con su gente, con los 450 deportistas que cobija la centenaria institución, fundadora de la Liga Villamariense de Fútbol.

union hoy.jpg
El acceso principal del “Gigante de Calle Rucci”. El “aurinegro” celebra hoy sus 112 años gloriosos, con ambiciosa obra de infraestructura.

El acceso principal del “Gigante de Calle Rucci”. El “aurinegro” celebra hoy sus 112 años gloriosos, con ambiciosa obra de infraestructura.

“Aprovecho para brindar con todos los socios e hinchas de Unión Central, con los deportistas, técnicos, profesores y dirigentes. Ni bien la oportunidad lo permita, vamos a reunirnos a comer en familia, como siempre. Todos harán falta para volver a poner en movimiento al club. No nos abandonen, porque entre todos festejaremos poder hacer de Unión Central el gran club que soñamos y nos merecemos”, dijo Oscar Gattario.

La obra está en marcha

El presidente destacó que “el fútbol del club presenta las 6 divisiones inferiores, más reserva y primera. Son 140 jugadores fichados. Más los 180 del básquetbol, más casi 130 gimnastas. Necesitamos más espacio, porque lo que más nos interesa es contener, más allá de los resultados. Sacar a un chico de la calle es tan importante como ganar un campeonato”.

Señaló que “hemos iniciado en 2018 una obra ambiciosa en la sede. Estamos atrasados, pero más del 50% se ha realizado. La inflación nos complicó, pero hemos invertido más de 2 millones pesos, y aún necesitaremos una cifra similar, quizás 1.500.000 para techar, poner los pisos e iluminar. Hemos avanzado en todo lo planificado por el arquitecto Ariel Ortega, pero aunque el esfuerzo y la colaboración de la gente fue grande, aún nos falta para finalizar”.

Explicó que “la intención de embarcarnos en la obra fue otorgar mayor comodidad, un espacio similar al gimnasio. Es una obra ambiciosa. La incorporación de la mujer a través de la gimnasia artística nos hizo ver que hay más deportes para sumar, pero no hay más lugar, ni margen horario para practicar en las instalaciones”.

Agregó que “lo mismo nos pasó con el fútbol, porque teníamos para armar un equipo femenino, pero debemos ser responsables y darles vestuarios y comodidad”.

Aclaró que “estamos muy agradecidos a Central Argentino, que nos cede su cancha para poder jugar en la Liga. Hay que unir fuerzas y pensar en el progreso de nuestros deportistas a partir de mejores infraestructuras. Si bien nos ofrecieron una tierra cerca del nuevo predio de la AFUCO y la Asociación Española, en la zona de la Fábrica Militar, habrá que evaluar bien”.

Señaló que “siempre veo viable la posibilidad de unir fuerzas con Sarmiento, San Martín, River Plate, Central Argentino y quienes se animen a hacer un proyecto grande”.

“Con Sarmiento conversamos, y ellos no tienen la actividad social nuestra, pero sí tienen la tierra. Con Central Argentino pasa algo similar: tienen un gran club, pero sin la gente que mueve Unión. River Plate tiene una tierra valiosa, pero va perdiendo sus inferiores. San Martín está bien organizado, pero le podemos agregar más disciplinas y entre todos armar un gran club”.

Decisión, tiempo y ganas

Gattario consideró que “sólo se necesita decisión, tiempo y ganas de crecer. Uno empezó a los 20 años, cuando el presidente don Américo y me pidió que fuera su tesorero. Se van perdiendo las ganas. Para crecer, Unión Central necesita renovación, ideas y sangre joven”.

Explicó que “personalmente tengo un hijo, su señora, y dos nietos en Suecia (Gotemburgo) y hoy me preocupa no verlos. Ya cumplí una etapa con el club, y aunque nunca me alejaré, sé que hay que darle lugar a gente joven, para que produzca un mejor deporte. El 28 de marzo se iba a elegir autoridades, pero la cuarentena nos demoró el traspaso del mando”.

Estimó que “las charlas virtuales me terminaron de convencer que hay dirigentes jóvenes que vienen con ideas renovadoras y los sueños que tuvimos nosotros. Hay gente joven en San Martín, Jockey Club y veo varios alumnos míos como Matías Carrizo en Universitario. Están preparados de otra forma, y tienen muchas ganas. Los apoyaré para abrir puertas y transmitir la experiencia, pero también hay jóvenes en Unión Central que tomarán la posta. Veo a los hermanos Negrini, Laborde, Lupo, Guzmán, y muchos dirigentes del básquetbol que van a darle forma a la nueva era”.

Estimó que “la comisión de Unión Central se compone con 25 miembros. Hay lugar para todos. Somos los veteranos los que avalaremos esta joven comisión, que cambiará el panorama de nuestro deporte”.

las más leídas