El gobierno ucraniano informó que la cifra de niños que fallecieron producto de la guerra con Rusia aumentó a 143, mientras que, por los bombardeos, hay más de 216 heridos.

Desde la comisaría para Derechos Humanos del Parlamento de Ucrania señalaron que el número sale del "registro unificado de investigaciones y otras fuentes que requieren confirmación", pero que, por los ataques simultáneos y constantes, es imposible tener cifras de los fallecidos.

A más de un mes del comienzo de la guerra, confirmaron que casi 4 millones de ucranianos abandonaron el país y que la mayoría de los menores cruzan las fronteras sin algún adulto mayor que los acompañen, ya que gran parte decide quedarse en Ucrania para luchar contra los rusos y el país que mayor porcentaje de refugiados recibe es Polonia, con más de 2,3 millones.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos informó que, desde el comienzo del conflicto, 1.120 civiles ucranianos murieron y 1.790 resultaron heridos. En relación con Rusia, desde el gobierno de Volodímir Zelenski anunciaron que más de 17 mil militares rusos perdieron la vida, mientras que el Kremlin indicó que fueron 1.350.