Villa María | desacuerdo | funcionamiento | mochila

Pase sanitario: gastronómicos analizan con cautela las medidas

Tras las nuevas disposiciones que se aplican para bares y comedores, los propietarios están de acuerdo con la solicitud pero no quieren asumir un rol de "control o monitoreo". Manifiestan que hay empleados que no están inmunizados

Tras las nuevas medidas sanitarias impuestas por el gobierno de Córdoba, que rigen en toda la provincia hasta el 9 de febrero inclusive, hubo repercusión en el sector gastronómico.

A partir de las disposiciones, se incorporan actividades comprendidas con control de pase sanitario como en bares o espacios dedicados a la gastronomía, con funcionamiento del pase sanitario durante todo el día.

De esta manera, los establecimientos podrán tener un aforo de hasta el ochenta por ciento en el interior y del cien por ciento en espacios abiertos.

“Ni bien nos enteramos se empezó a debatir el tema en un grupo grande de gastronómicos de la ciudad, donde se encuentran la mayoría”, comenzó relatando Rosana Agüero, propietaria de Felissa Tea House.

En esa línea, la referente del sector señaló que el primer reclamo se dio en un reconocido bar de la ciudad en el primer día en el que comenzó la aplicación de las nuevas medidas sanitarias, ya que los comensales le recriminaron al mozo del bar por no solicitarles el carnet de vacunación. “Con esto entendemos que parece que los gastronómicos estamos siempre en el ojo de la tormenta, por sí o por no, la verdad es que esta situación cansa y no podemos hacer de policías”, sostuvo la mujer.

La referente gastronómica evidenció que el sector fue uno de los más golpeados por la pandemia y que aún se encuentran en un proceso de recuperación. “Los gastronómicos realmente la pasamos mal y ahora sumarle esto, donde vamos a tener que decir ‘No te dejo entrar porque no traés el carnet de vacunación’ o algunos se van a arriesgar a dejarlo pasar para no perder un cliente y tener una inspección con una multa”, dijo y añadió: “Creo que muchos colegas estamos en desacuerdo con esa parte y el control debería ser de otra entidad, no de los locales, o la opción de que cada comensal o cliente se haga cargo”, indicó.

A modo de aporte, la propietaria del bar precisó que existe la idea de que en todos los comercios se utilice cartelería informativa acerca del carnet sanitario. “Es una locura que nosotros tengamos que poner una persona para que controle que el cliente tenga todas las dosis aplicadas”, manifestó.

En otro término, la dueña del local remarcó que no desean excluir a los clientes. Del mismo modo opinó la propietaria del establecimiento gastronómico Tressen, quien aseguró que se trata de una medida necesaria, debido a la situación sanitaria, pero que aún hay que analizar de qué manera aplicarla y que sea efectiva para los clientes habituales del local. “No sabemos cómo será la reacción de la gente y pensamos que a la hora de ingresar y no pueda hacerlo por no tener la vacuna puede ser algo chocante”,puntualizó.

Al mismo tiempo, aseguró que el tema se está debatiendo entre los referentes de bares, cafés y comedores de la ciudad. “Todo es muy reciente, con solo decir que la gente se tuvo que adaptar por ejemplo a la carta virtual, donde tienen que entrar a una página o escanear un código QR dejando de lado la de papel, eso ya es un hecho chocante para nuestros clientes y suele causar molestia, sumarle algo más puede ser más complicado”, reiteró la mujer.

Y agregó: “Lo ideal es que todo el mundo se vacune y se termine esta situación para todos y no tengamos que solicitar el pase sanitario de nadie”, completó.

Empleados sin vacunarse

En el marco del debate por el pase sanitario, la propietaria de Felissa planteó una problemática que atraviesan los diferentes locales: “Tenemos empleados que no quieren colocarse la vacuna contra el Covid-19, pero no puedo dejarlos sin trabajo por eso. Esta situación les pasa a muchos colegas, hay mozos que tienen trayectoria y muchos años de trabajo pero no se quieren vacunar y no hay una ordenanza que lo exija, entonces es contradictorio pedirles el pase a los clientes si no podemos hacerlo con nuestros empleados”, señaló.

“Hay cosas que no están del todo claras y nosotros como dueños estamos desamparados, nos parece que es injusto que tengamos que cargar con esa mochila tan pesada”, dijo Agüero.