Policiales | desobediencia | frecuencia | resistencia

En 20 minutos, la Policía desbarató dos bandas sospechadas de robar con inhibidores

Hay cinco personas detenidas. Todas son oriundas de la capital cordobesa. Los operativos se desarrollaron en horas del mediodía, en pleno centro y a pocas cuadras de distancia

Con una diferencia de pocos minutos, personal policial detuvo este miércoles a dos bandas que se trasladaban por el centro de la ciudad con inhibidores de alarmas.

Según lo indicado, todas las personas puestas a disposición de la Justicia registraban domicilio en la ciudad de Córdoba Capital, desde donde se presume que llegaron para perpetrar una serie de ilícitos mediante la utilización de este tipo de aparatos, que pueden alterar la frecuencia de los vehículos y vulnerar su seguridad.

Los procedimientos, ejecutados por efectivos de la División Investigaciones y la Patrulla Preventiva de Villa María, finalizaron con cinco detenidos; por un lado, tres hombres, de 21, 27 y 29 años; y por otro, un varón y una mujer, de 30 y 24 años respectivamente.

En orden cronológico, la primera detención tuvo lugar a las 12.40 sobre calle Salta al 1400, entre Chile y bulevar España, donde fueron apresados tres jóvenes por el supuesto delito de hurto, ya que se vehiculizaban a bordo de un automóvil marca Peugeot 206 portando un aparato inhibidor y una billetera, elemento que minutos antes había sido denunciado por una vecina de esta ciudad.

Los uniformados secuestraron tanto el vehículo como la billetera, y también varios teléfonos celulares, los que fueron puestos a consideración de los investigadores para ser analizados.

A las pocas cuadras, y casi en simultáneo, en la intersección de calle José Ingenieros y bulevar Vélez Sarsfield, la fuerza policial dio con otras dos personas oriundas de la capital cordobesa, quienes también se trasladaban en actitud sospechosa con un aparato inhibidor.

En el caso de estos dos sujetos, las aprehensiones se materializaron por los delitos de desobediencia y resistencia a la autoridad, esto motivado a que prestaron resistencia a ser controlados e identificados por la Policía.

Al cierre de esta edición, se investigaba si las bandas estaban organizadas para salir a delinquir en simultáneo, ya que se comprobó que los miembros de cada grupo eran todos de la “Docta”.