Villa María | diabetes | presencialidad | padres

Impulsan acciones para permitir el regreso a clases de niños con diabetes

La Asociación Villamariense de Ayuda y Difusión de la Diabetes emitió un comunicado y acompaña a los padres ante la negativa a que sus hijos retornen a la presencialidad. Además, reciben asesoramiento legal

La mayoría de las escuelas abrieron sus puertas para recibir a sus estudiantes, adaptar los protocolos y comenzar con las clases en las aulas. En este marco, la titular de la Asociación Villamariense de Ayuda y Difusión de la Diabetes, Marcela Gamero, aseguró que recibió el llamado de padres y madres con el fin de solicitar acompañamiento porque a sus hijos nos los dejaban ingresar al colegio.

En este sentido, afirmó que se trata de familias villamarienses pero también de la zona y que esta problemática afecta a todo el país. En consecuencia, dijo que fue el motor que culminó con la realización de un comunicado para hacer énfasis en esta situación e intimar a las escuelas para que permitan el regreso a la presencialidad con un certificado avalado por el médico.

Respecto a cómo repercutió en la asociación, manifestó: “La verdad es que muy difícil y triste que esté pasando esto con nuestros niños, estamos hablando de chicos entre 8 y 11 años” y agregó: “Son infancias, es una especie de discriminación lo que hacen, por eso hicimos esta nota y el comunicado. Si no los acatan vamos a pasar a la parte legal porque no pueden porhibirle concurrir al niño al establecimiento y negarle la educación”.

De esta manera, solicitó que revean los protocolos y que hagan una correcta interpretación de las sugerencias que da el Consejo Federal de Educación a nivel nacional. En cuanto al panorama de acción, señaló que siguen cada caso particular y que espera el regreso de todos los niños a la escuela.

Comunicado

El abogado de la institución local, Maximiliano Ortega, detalló que desde el Comité de Legales de la Federación Argentina de Diabetes junto a la Asociación Villamariense de Ayuda y Difusión a la Diabetes realizaron el comunicado “recomendado e intimando a las instituciones para que revean esta medida, recabando la información necesaria para que no incurran en ningún caso de discriminación a los estudiantes con diabetes”.

Sobre las sugerencias del Consejo Federal de Educación, Ortega explicó que se trata de una resolución en la que les brindan la posibilidad a los padres, madres o tutores de estos niños y niñas a pedir que no se les obligue a volver a la presencialidad. “Pero esta es una decisión para los padres, no da la posibilidad a las instituciones de prohibir el ingreso”, acentuó.

Por otro lado, señaló que los niños pueden volver con un certificado del médico y que inclusive investigaciones científicas dan a conocer la importancia de la presencialidad para los niños “porque es un derecho que está consagrado por nuestra Constitución y muchas otras leyes”.

Niños

Ambos entrevistados comentaron que en diferentes organizaciones del mundo afirman que los niños no pertenecen al grupo de riesgo. Sin embargo, Gamero mencionó que al inicio de clases varios padres comentaron que les solicitaban un certificado por este motivo. “Fueron muchos casos en Villa María y la región. Incluso hay algunos lugares donde aún no los dejan ingresar”, subrayó.

En torno a cómo fue el desarrollo en los diferentes establecimientos educativos, resaltó que en algunos pudieron ingresar como cualquier otro estudiante. Otros que pidieron certificado y otros que reciben la tarea sólo de manera virtual.

No obstante, precisó que algunos padres llamaron debido a que les hicieron firmar actas, por lo que recibirán asesoramiento legal por parte de Ortega.

Por otro lado, sostuvo que a otros aún les falta obtener el certificado por cuestiones particulares de cada caso y no pueden ir al colegio. Ante esta problemática, garantizó que surgieron las acciones. “Entendemos que las instituciones poseen sus protocolos y que deben ser respetados pero tomamos la iniciativa de la nota más el certificado para poder ayudarlos”, agregó.

“Son niños como cualquier otro, se entiende que los protocolos estén hechos pero deben ser revisados. Los niños con diabetes no pertenecen al grupo de riesgo”, ratificó Gamero.

Para finalizar, los entrevistados aclararon que en el certificado puede ser esclarecido el estado de salud de los niños y allí podrá corroborarse que tengan un control metabólico correcto, por lo que podrían exigir la presencialidad de las clases.

Asimismo, dijo que seguirán de cerca cada uno de los casos y que también están dispuestos a acompañar a papás que tengan dudas sobre cómo accionar en estos casos. “Si no obedecen a la petición, puede haber acciones legales para que a las escuelas tengan que permitir el acceso a la presencialidad siempre que estén avaladas por los médicos”, cerró Ortega.

las más leídas