Villa María | dificultades | efectivo | regalos

A pesar de los aumentos, jugueteros tienen altas expectativas por Navidad

Los propietarios de dos polirrubros, Jorge Mantelli y Martín Gasparini, aseguraron que los precios se incrementaron -mínimo- un 50%. Aun así, mencionaron que las personas ya están comprando los regalitos para los más chicos

A pesar del aumento, los jugueteros poseen grandes expectativas en las ventas navideñas tras un año pandémico. Tanto el propietario de Open Polirrubro, Jorge Mantelli, como el dueño del Nuevo Gigante, Martín Gasparini, aseguraron que los precios se incrementaron -mínimo- un 50%; algunos pocos, 35%.

Aclararon que, con relación al año pasado, la inflación afectó mucho al sector, sobre todo a aquellos productos que son importados. Ambos aseveraron estar preparados; sin embargo, resaltaron que aún no apareció la novedad y no podrán comprar la misma cantidad de juguetes como otros años debido a la situación económica.

Faltando menos de un mes para Navidad, Mantelli señaló: “Tenemos muchas expectativas porque nosotros estamos esperando todo el año que llegue esta fecha; el año pasado con pandemia, limitación de gente, cola afuera, entonces trabajabas medio mal, renegando con la Municipalidad” y agregó: “Las expectativas son muchísimas; como ya está todo liberado, están puestas en que se trabaje bien”.

Mencionó que su juguetería funciona los 365 días del año. “Estamos siempre bien preparados pero bueno en esta fecha lo que hacemos es reforzar un poco más sobre lo que ya teníamos”.

Por su parte, Gasparini sostuvo: “Le tengo fe a este año. El año pasado fue bueno para las ventas de juguetes, más allá de la pandemia. En cuanto a la Navidad, fue muy bueno, entonces este año le tengo más fe porque la gente se va volcar directamente a comprar”.

Precios

Por su parte, Gasparini afirmó que hay calcular un mínimo de 50%. “Puede haber un poco más o un poco menos pero yo pienso que tenemos que hablar de esa suma, estamos en la tormenta prácticamente, estas elecciones que fueron complicadas”, mencionó.

En tanto, sobre el ticket de compra, Mantelli señaló que el año pasado estuvo entre los $ 1.500 y los $ 1.800 debido a que sus clientes son familias numerosas que llevan más de un juguete y que seguro este año será superior. Además, mencionó que hay varios clientes que fueron a ver los juguetes para empezar a comprar para todos los niños cercanos.

Ambos coincidieron en que dinero para Navidad siempre hay. “Después de 30 años de comercio, me he dado cuenta de que para el regalo de los niños está, es algo que la gente siempre piensa en la familia, así que es primordial. Entonces pienso que este año, más allá de que los ajustes han sido importantes, la gente va a salir a comprar”, acentuó Gasparini.

Navidad

“La gente se anticipó bastante ya, apenas arrancó noviembre empezó a comprar para Navidad y guardar. Llevan 6, 7 y 8 regalos”, señaló Mantelli.

Comentó que primero llevan al nene hasta el local para ver que hay en la juguetería y luego hacer la cartita para que después venga el padre a comprarlo.

“El nene tiene tantas cosas que ya es complicado regalarle algo porque hay desde juguetes hasta cosas de electrónica”, indicó. No obstante, resaltó que está “muy de moda” lo que es legos, los insumos para armar y las nenas sigue muy de moda lo que es Lol, muñequitas y accesorios.

Por su parte, Gasparini resaltó que la gente sí adquiere regalos navideños y que en su mayoría son personas mayores que van a comprar a sus nietos. “Buscan sus juguetitos y los guardan porque van con su moneda, con su jubilación, entonces necesitan ya comprar la mercadería”, comentó.

Entre los más elegidos, destacó a los Duravit, autitos a control remoto, espadas de algún personaje que esté de moda. No obstante, resaltó que es muy variado al tener un abanico de ofertas tan amplia. “Hay que ajustarse a lo que necesita el mercado y tratamos de evolucionar”, aseguró.

Preparación

En cuanto a cómo se preparan para la llegada de la Navidad, Gasparini remarcó que tienen complicaciones porque hay proveedores con los cuales cuesta conseguir la mercadería, aunque hay flexibilidad de ingreso.

“Obviamente que no se va a comprar como se compró en otros años, siempre se está comprando un poquito menos, porque hay que poner la plata en efectivo entonces se nos hace difícil”, afirmó. Al respecto subrayó que esas dificultades se notan más en los juguetes importados y en menor medida los nacionales.

En torno al año pasado, contó que la problemática consistía en el pago con tarjetas de débito o crédito porque se acreditan meses más tarde, lo que implica una pérdida en el valor del producto.

En cuanto a la preparación, Mantelli enfatizó en que este año aún no apareció el juguete novedad para comercializar. “Después de la pandemia no apareció ese producto distintivo, seguimos en base a lo que veníamos hace dos años, no está la novedad explosiva que el chico ve en la televisión y dice: ‘Quiero eso’, entonces venimos igual”, apuntó.

Sobre esto, reveló que el contexto sanitario tuvo que ver aunque no es la causa principal. Aseveró que muchas fábricas han cerrado y algunos insumos plásticos son traídos del exterior, “entonces todo eso influyó mucho y todo se atrasó” y por ello se tardará la reactivación.

Juguetes.jpeg