Como parte del Plan de Recuperación del Centro de la Ciudad y Revitalización del Espacio Público, la Municipalidad de Córdoba inició las obras que apuntan a darle mayor accesibilidad y movilidad pedestre al área central de la capital provincial.

Los trabajos comprenden la demolición y reconstrucción de las esquinas de cada vereda para convertirlas en rampas continuas a modo de cruce. Así, se amplía y mejora el espacio de ascenso y descenso a la calzada para personas con discapacidad motriz, adultos mayores e infantes.

Al mismo tiempo, se colocarán losetas de alerta y guía en vereda, de gran utilidad para personas con discapacidad visual.

Las losetas marcan el sendero de la vereda, al mismo tiempo que advierten cruces de calle, acceso al transporte público, ingreso a centro comerciales o infraestructura de acceso.

Las obras tienen como objetivo promover la autonomía en el desenvolvimiento diario de las arterias más transitadas de Córdoba, sin barreras urbanas que lo impidan.

De acuerdo a la Ley 24.314 de accesibilidad de personas con movilidad reducida, las rampas deben contemplar un ancho mínimo, pisos antideslizantes sin resaltos ni aberturas que provoquen el tropiezo de personas con bastones o sillas de rueda; con una inclinación que permita la transitabilidad, utilización y seguridad de las personas con movilidad reducida.

Las nuevas obras no sólo ampliarán el concepto de “rampa”, sino que además brindarán una superficie que se adecuará al cordón cuneta gradualmente, sin cambios bruscos en la fisonomía.

“No es una rampa tradicional, sino que toda la esquina va a estar rebajada para que sea un paso a nivel. Se trata de un proyecto ambicioso, de carácter integral, que incluye el trazado de las sendas peatonales para adecuarlo al resto de la vía pública”, indicó Pablo Giesenow, director de Discapacidad e Intervención Social de la Municipalidad.

Y añadió que es una "obra histórica" en su tipo, “incluye la adaptación de las zonas del centro de la ciudad para los transeúntes con movilidad reducida, también para personas ciegas, ancianas, niños y personas de talla baja".

En este sentido, la Dirección General de Discapacidad e Intervención Social municipal articuló un relevamiento urbano, junto a la Fundación Derechos Sobre Ruedas e integrantes del plantel de básquet en silla de ruedas del Club Sica (Santa Isabel Club Atlético) y se estableció cuáles son las arterias más urgentes para su intervención acorde a sus necesidades de circulación peatonal.

Así, se definió que esta primera etapa se intervendrá la calle General Alvear y su continuación, Ituzaingó, entre el Bulevar Guzmán y Santiago Derqui, totalizando 20 cruces que representan 80 ochavas. La inversión alcanza los $ 67.937.118.

Las tareas consisten en la demolición de pisos, remoción de raíces que afectan a las veredas existentes, relleno y compactación de suelo, ejecución de contrapisos, colocación de diferentes tipos de baldosas y mosaicos, losetas de alerta y guía, adecuación de tapas de servicios ubicados en las esquinas y concreción de vados.