Villa María | distinción | Martín Gill |

Villa María recibió una distinción por sus políticas de saneamiento y sostenibilidad

El mandatario local, Martín Gill, participó de la 19° edición de la entrega de la Distinción Gobernador Enrique Tomás Cresto a Líderes para el Desarrollo Integral de Latinoamérica, evento organizado de manera conjunta entre el Senado de la Nación, la Federación Argentina de Municipios, la Federación Latinoamericana de Ciudades, Municipios y Asociaciones de Gobiernos Locales y el Club Shalom.

En ese sentido, Gill destacó: “Villa María fue reconocida por los trabajos realizados en materia de acceso al agua, el saneamiento para la población y por la construcción de políticas de desarrollo con sostenibilidad".

Villa María fue reconocida por los trabajos realizados en materia de acceso al agua, el saneamiento para la población y por la construcción de políticas de desarrollo con sostenibilidad Villa María fue reconocida por los trabajos realizados en materia de acceso al agua, el saneamiento para la población y por la construcción de políticas de desarrollo con sostenibilidad

“Trabajamos todos los días para ponerle a la política rostro, humanidad, y eso se logra de una manera muy especial en cada municipio de la Argentina, donde lo que nos desvela es la posibilidad de cambiarles la vida a nuestros vecinos", concluyó ante el auditorio allí reunido.

Distinción "Enrique Tomás Cresto"

Enrique Tomás Cresto, luego de varios aportes a la producción y desarrollo entrerriano, fue electo gobernador de la provincia en 1973, y posteriormente fue elegido presidente de la Liga de Gobernadores. Durante su gestión, construyó 374 escuelas distribuidas en todo el ámbito provincial. Con un fuerte énfasis en la educación, dispuso la creación de escuelas secundarias provinciales, en ciudades y zonas rurales de Entre Ríos. Al mismo tiempo, se desarrollaron intensos programas de alfabetización de adultos y programas habitacionales en Paraná, Concordia, Villaguay.

El 24 de marzo de 1976, con la llegada del golpe militar, el gobernador Cresto es el primer detenido en Entre Ríos, que, juzgado y condenado por un Consejo de Guerra, sufrió la injusticia de ser encarcelado durante 5 años, recuperando su libertad en 1982.