Nacionales | DNU | gabinete | Congreso

El Presidente busca el aval del Congreso a los controvertidos superpoderes para Cafiero

Envió un nuevo paquete de DNU, entre ellos el que eliminó el tope para que el jefe de Gabinete reasigne partidas presupuestarias.

El presidente Alberto Fernández envió al Congreso un nuevo paquete de decretos de necesidad y urgencia (DNU), entre ellos, el que eliminó el límite para que la Jefatura de Gabinete reasigne partidas presupuestarias y generó fuertes críticas por parte de la oposición.

Fuentes parlamentarias confirmaron a NA que el Gobierno giró seis DNU que serán tratados mañana, a partir de las 17, por la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo que encabeza el diputado del Frente de Todos Marcos Cleri.

De esta manera, el Presidente buscará el aval parlamentario para los llamados "superpoderes" otorgados al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, entre otras de las medidas adoptadas por DNU en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, tras las críticas de la oposición.

El DNU de la polémica es el 457/2020, que eliminó el límite que tenían los jefes de Gabinete para reasignar partidas por hasta el 5% del presupuesto nacional, fijado por la ley de administración financiera.

Cafiero negó días atrás que el jefe de Estado le haya otorgado "superpoderes", al tiempo que aseguró que las modificaciones presupuestarias se podrán hacer "únicamente cuando estén relacionadas con la emergencia sanitaria" y señaló que el DNU obedece a la necesidad de "un Estado ágil y flexible" para atender la crisis.

Rechazo de la oposición

Sin embargo, la oposición expresó su rechazo al DNU durante la primera sesión remota de la Cámara de Diputados celebrada el pasado miércoles.

"Estamos muy sorprendidos porque, sin ningún tipo de necesidad, el Gobierno ha regresado a los tiempos de mayor concentración de poder. Han retornado los superpoderes. Ya vimos las consecuencias de esto con los años: falta de control y corrupción", disparó Negri en aquella oportunidad.

Más allá de que los DNU tienen vigencia plena antes de conseguir aval del Congreso, para validar un decreto alcanza con la aprobación de una sola de las cámaras, mientras que para rechazar un decreto es necesario que tanto Diputados como el Senado voten en ese sentido.

Con aprobación del Senado

Los primeros 20 DNU firmados por Fernández en el marco de la pandemia fueron aprobados el miércoles pasado por el Senado, donde el oficialismo cuenta con una holgada mayoría, a diferencia de lo que ocurre en Diputados.

Por esta razón, será clave para el debate el giro que le dé la Comisión Bicameral al nuevo paquete de DNU, donde figura el 457, dado que si son tratados por el Senado el oficialismo casi no tendría obstáculos para avalar la medida.

En el listado de decretos que serán abordado por la comisión mañana a través del sistema de videoconferencia también están los DNU que prorrogaron el aislamiento obligatorio y la suspensión del cierre de cuentas bancarias, y el que estableció la obligación de las empresas de telefonía de mantener un servicio reducido para usuarios del sistema prepago, aunque no hayan realizado la recarga correspondiente.