En medio de la crisis interna del Frente de Todos, el presidente Alberto Fernández viajará la semana que viene a Europa para reunirse con jefes de Estado y empresarios.

La visita al Viejo Continente tiene como destinos a España y Alemania, informó la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, en su conferencia de prensa de los jueves.

"Se va a encontrar con jefes de Estado, empresarios y va a mantener diferentes tipos de reuniones", agregó la funcionaria nacional, quien señaló que la Cancillería dará a conocer de manera formal la agenda del jefe de Estado en Europa en las próximas horas.

A la espera del detalle de la agenda programada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, aún resta confirmar si el mandatario visitará Francia tras la reelección de Emmanuel Macron en el reciente balotaje contra la líder de ultraderecha, Marine Le Pen.

El jefe de Estado había manifestado su apoyo al reelecto mandatario antes de la segunda vuelta: "Confío en que el pueblo francés encontrará en Emmanuel Macron el camino hacia el respeto de la diversidad en un marco democrático que todos debemos promover y consolidar".

La gira de Fernández será breve: la comitiva presidencial partirá el lunes a tierras europeas para emprender el retorno el jueves de la misma semana.

Cerruti aclaró que se trata de un viaje programado que iniciará en España con un encuentro con el presidente Pedro Sánchez, para luego trasladarse a Alemania y reunirse con el canciller federal germano, Olaf Scholz.

"La idea es poder continuar con la inserción de la Argentina en el mundo y llevar adelante conversaciones con respecto a la situación internacional que atraviesa Europa, en particular en este momento", contó Cerruti, y agregó que las reuniones con empresarios apuntan a "conseguir inversiones para la Argentina y seguir en esta senda de crecimiento".

En tanto, Fernández participó ayer del lanzamiento del Registro Nacional de la Economía Popular (Renacer) y se refirió a los trabajadores del sector a cinco días del inicio de la Marcha Federal -que durará tres días- convocada por una parte de las organizaciones sociales.

"La economía popular ha venido para quedarse, es valiosa y hay que darle las herramientas para que siga creciendo", aseguró.

A su vez, el Presidente ponderó el valor de las cooperativas de trabajo y de la economía popular y señaló que se trata "de un modo de vida distinto, fundado en la solidaridad".

El Renacer posibilitará la articulación de las cooperativas de todo el país para promover su comercialización, encadenamiento productivo y sustitución de importaciones, así como fortalecer las estrategias de la economía popular.