Villa María | Economía | cuentas-fiscales | lucarelli

“Hubo crecimiento patrimonial y el Municipio no se endeudó”

La secretaria de Economía habló de “un cierre de ejercicio positivo dentro de lo que es este contexto”. Reconoció que “hay un poco más de demora en el pago con los proveedores”

“El balance al igual que la ejecución presupuestaria muestra un cierre de ejercicio positivo dentro de lo que es este contexto. Hubo un incremento patrimonial, y el Municipio no se endeudó externamente más que la deuda común con los proveedores”, puntualizó ayer la secretaria de Economía del Municipio, Daniela Lucarelli, en diálogo con este diario.

Sí reconoció que “hay un poco más de demora en el pago de los proveedores”, y que ese es un tema que hablan permanentemente con ellos. “Lo hablamos con ellos, estamos en contacto con ellos, y acordamos formas de pago que a ellos también les sirve”, precisó.

En relación con los números, señaló que muestran “un crecimiento de las obras de dominio público, que son la inmensa mayoría que lleva adelante el Estado municipal con fondeo propio, también las que se financian con fondeo de la Provincia”. Destacó que el activo creció al igual que el activo no corriente, “crecieron los bienes de uso y crecieron los créditos a cobrar, y por eso el Ahora 24, porque ahí ya se empieza a divisar que había una mora más importante que se debía abordar de alguna manera”.

Apuntó que el balance “fue sometido a un proceso de auditoría externa como todos los años”, y recordó que “la empresa auditora audita todos los procesos de compras, pagos, circuitos administrativos, las formas en que se evalúan los distintos rubros del activo y del pasivo, la forma en que se expone, y no hizo observaciones”.

No hicieron observaciones, sí recomendaciones “algunas de las cuales no se pueden tomar porque la Carta Orgánica no habilita hacerlo”. Agregó: “Y otra de las observaciones que sí quisiera llevar a la práctica es que, como somos un municipio que validó normas GRI, ISO y que llevamos adelante todo un proceso de transparencia como es Gobierno Abierto o como es subasta electrónica, entonces estamos en condiciones de aplicar normas internacionales de contabilidad”. Para que eso sea posible son necesarias modificaciones normativas, por lo que, según anticipó, están trabajando en la elaboración de los proyectos para remitir al Concejo Deliberante.

Indicó que ésto permitirá al Municipio calificar como sujeto de crédito.

Lucarelli, además, destacó que el dictamen del Tribunal de Cuentas también fue positivo. Y en relación con la posición de la tribuno Mariela Boaglio, que se abstuvo de emitir dictamen, la funcionaria habló de una diferencia técnica de criterio en relación con el registro de cheques de pago diferido. “Nosotros consideramos que es una deuda con los proveedores y la contadora considera que es una deuda bancaria”, explicó.

Añadió: “Es una diferencia de criterio, pero no hay un ocultamiento de pasivo ni nada que se le parezca, por eso es que es una cuestión técnica nada más que como en todas las profesiones siempre hay distintas bibliotecas”.

Concejo

El balance ya está en el Concejo Deliberante y comenzará a ser analizado mañana en la reunión de Comisión de Hacienda. Este instrumento, tal como publicó este diario en su edición de ayer, evidenció que el Municipio cerró 2018 con un superávit de 35,5 millones de pesos.

Como se conoce, hace ya varios años que el Concejo no aprueba el presupuesto, que para la sanción necesita mayoría especial. En ese marco, Lucarelli admitió que le “resultaría difícil entender que aprueben el balance 2018 cuando no se aprobaron los balances anteriores, toda vez que el asiento de inicio de un balance es la redacción del asiento de cierre del anterior”.

Reconoció que es difícil que se pueda aprobar “aisladamente” el balance de este año cuando no hubo sanción de los previos.

Señaló: “Creo que acá es una cuestión política decir si se le va a prestar o no consentimiento al balance que, de alguna manera, refleja una gestión de gobierno. Es una cuestión política. Y la verdad que ahí también considero que la Carta Orgánica cuando exige 8 votos está siempre subordinando la aprobación de algo que es absolutamente inherente a la gestión a una voluntad política”.

Igual dijo sentirse tranquila de cómo se realizan los procedimientos. Destacó que como Ejecutivo a ellos les toca hacer el balance y presentarlo en plazos determinados, que es lo que hicieron en todos esos años, sumando también  que definieron por propia voluntad someterlo a un proceso de auditoría externa.



Mariana Corradini.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas