Internacionales | Economía | wall-street |

Wall Street sufrió la peor baja desde agosto de 2011; el real batió un récord

Los principales índices de Wall Street registraron ayer sus peores caídas diarias desde agosto de 2011 y entraron en nueva alarma: el promedio industrial Dow Jones perdió un 4,42%, mientras que el Nasdaq y el S&P500 bajaron un 4,61% y un 4,42%, respectivamente.

Tokio marcó el ritmo con una caída de más del 2% por las crecientes amenazas de la crisis sanitaria sobre la organización de los Juegos Olímpicos 2020.

Mercados europeos

De la misma manera, las principales bolsas europeas continuaron con su declive iniciado el lunes y cerraron la jornada con caídas superiores al 3%; la Bolsa de Londres se retrajo un 3,5%, a 796.30 puntos; en París las acciones cedieron un 3,32% a 5,495.60 puntos, mientras que Frankfurt registró una merma del 3,19%, para situarse en 12,367.46 puntos.

En un contexto de expansión del coronavirus, nadie duda sobre el impacto de esta epidemia sobre el crecimiento mundial, aunque aún es difícil evaluarlo.

Numerosos grupos empresariales han revisado sus previsiones de facturación a la baja o se han mostrado prudentes. Entre ellos, el banco Standard Chartered, el líder mundial del sector cervecero AB InBev, o Air France-KLM.

La Unión Europea no descarta proponer dentro de un mes, si es necesario, "medidas de acompañamiento" para los sectores más vulnerables frente al coronavirus, indicó ayer el comisario de Industria europeo, Thierry Breton.

"Una respuesta de política monetaria es posible, y los mercados manejan la idea de una baja de las tasas estadounidenses" para sostener la economía, señaló una nota de La Banque Postale Asset Management.

En Brasil

Por otro lado, el implacable descenso del real brasileño continuó ayer, ya que los crecientes temores de los inversores sobre el impacto del coronavirus sobre la mayor economía de América Latina llevaron a la moneda a romper la marca de 4,50 unidades por dólar por primera vez en la historia.

En una jornada más corta debido a las celebraciones del Carnaval, el índice de la Bolsa de San Pablo, el Bovespa, se desplomaba un 5,13%.

El real descendió hasta las 4,5010 unidades por dólar, consolidando su posición como una de las divisas con peor desempeño frente a la moneda estadounidense este año, antes de que el Banco Central interviniera en el mercado de swap cambiario por segundo día consecutivo para aliviar la presión.

La moneda brasileña terminó la sesión de ayer en un nuevo piso para un cierre de 4,4750 por dólar, lo que significa que se ha depreciado más de un 10% en sólo dos meses.

Las plazas financieras globales fueron golpeadas nuevamente el jueves por los crecientes temores sobre el coronavirus, con los mercados emergentes particularmente afectados ante el aumento de la volatilidad y el colapso del apetito por el riesgo.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas