Villa María | Educación | Ipet N° 56 “Abraham Juárez” | conmemoracion

La comunidad del Abraham Juárez se prepara para una velada especial

En pocos días, la institución de barrio San Martín cumplirá 85 años. "La idea es armar un acto basado en lo emotivo", adelantó ante Puntal el director de la escuela, Henry Calvo. Le rendirán un homenaje a la docente que murió por Covid

Con un sentido homenaje a los docentes jubilados y una mención especial a la profesora que falleció por coronavirus, el Ipet N° 56 “Abraham Juárez” conmemorará el viernes 14 de octubre su aniversario N° 85.

En diálogo con Puntal Villa María, el director del establecimiento educativo, Henry Calvo, comentó que para dicha jornada realizarán un acto que colocará el foco en lo emotivo del reencuentro.

Según explicó, durante el evento también recordarán a Nora Alejandra Lagos, la docente que falleció en junio del año pasado a causa del Covid-19.

“El acto va a ser el día 14 de octubre a las 19.30 horas en nuestro SUM”, precisó el docente que hoy lleva casi 20 años dirigiendo los hilos de la escuela.

Si bien la actividad central se realizará dentro de dos semanas, ya se pusieron en marcha varias actividades que también forman parte de los festejos.

Por ejemplo, el Día del Estudiante la escuela lanzó una colorida propuesta institucional que lleva el nombre de “Mundialito”.

“La actividad involucra lo pedagógico, y guarda relación con el Mundial que se avecina. Participan todas las áreas y como dije, el eje es el Mundial. Va a haber una competencia y también trabajo áulico. Sabemos que el fútbol une a todo el mundo”, detalló Calvo.

Además, el director señaló que, en el marco del aniversario, organizarán mañana y el viernes una muestra técnica en el edificio de calles Ayacucho y Formosa. “Vamos a mostrar las producciones que han hecho los chicos en la parte técnica, y a la vez, invitamos a todas las escuelas primarias de Villa María para que conozcan nuestras instalaciones”, afirmó.

En otra parte de la charla, sostuvo que este año el Ipet N° 56 fue el único colegio público que formó parte de las evaluaciones “Pisa”, instancia que también sumó a las escuelas El Caminante y La Santísima Trinidad.

“En octubre tenemos las pruebas Prisma y Aprender. Estamos trabajando al máximo en ese sentido. Si bien no son pruebas difíciles, lo complejo es el formato, al que nuestros alumnos no están acostumbrados”, reconoció.

La importancia de contar con un edificio propio

Calvo repasó brevemente la historia del Abraham Juárez. “De sus 85 años, esta escuela pasó 65 en edificios prestados. Eso te hace perder identidad y sentido de pertenencia. No obstante, hay que reconocer que esta institución nunca perdió su contrato fundacional”, evidenció.

Y continuó: “En 1935, cuando nace la escuela, el objetivo era darles un espacio a aquellas personas que no habían podido terminar la secundaria. En ese momento, este colegio era el único que daba esa oportunidad, ofreciendo a la vez un oficio. Hoy en Villa María vemos que hay mucha oferta educativa de ese tipo. En 2014, cuando advertimos esa situación, se cerró el nocturno”.

Calvo reconoció que, durante sus primeros años en barrio San Martín, la escuela “fue muy rechazada”.

“Venían chicos y con gomeras rompían los vidrios. Nos costó poder imponernos en el barrio. Hoy la situación es diferente, y después de 20 años vemos los resultados”, relató.

Y siguió: “Cuando la escuela se mudó al edificio nuevo tenía 100 alumnos y 20 docentes. Hoy suma 674 alumnos y 120 docentes”.

Por último, Calvo destacó que 9 de cada 10 estudiantes que realizan pasantías en empresas de la ciudad consiguen un puesto al finalizar sus estudios.

Mundialito.jpg