Villa María | Elecciones | juntos-es-posible | gustavo-bustamante

“El voto en blanco no se considera válido para la distribución de cargos”

La oposición de Juntos es Posible asegura que por ley le corresponde el tercer tribuno de cuentas y advierte que irá a la Justicia en caso que la Junta Electoral Municipal oficialice a la candidata oficialista

El sector opositor de Juntos es Posible, que en la última elección municipal llevó como candidato a intendente a Gustavo Bustamante, asegura que, de acuerdo al escrutinio provisorio y en función de leyes locales y nacionales, le corresponde el tercer tribuno de cuentas. 

En la Casa Radical se desarrolló una conferencia de prensa en la cual expusieron sus argumentos legales. El más fuerte fue que el voto en blanco “no se considera en la distribución de cargos”, más allá de reconocer que es un voto válido.

Cabe recordar que la Carta Orgánica Municipal establece un piso del 6% de los votos válidos emitidos para alcanzar un lugar en el Tribunal de Cuentas. Juntos es Posible cosechó menos de ese porcentaje si se contabiliza el voto en blanco, pero más si no se lo contabiliza.

La rueda de presa estuvo encabezada por la concejala Nora Landart, quien fue candidata a primera tribuno de cuentas del espacio radical-juecista, y quien asumiría en caso que la Junta Electoral Municipal la oficialice como electa (sino, ese lugar el correspondería a la oficialista Carola García).

“La Carta Orgánica Municipal es absolutamente clara, habla de votos válidos, la Ordenanza 3.975, que regula y organiza el funcionamiento de la Junta Electoral, también es clara al definir y conceptualizar el voto válido. Alude al voto que contiene una lista oficializada por esa Junta, y si nos remitimos al Código Electoral Nacional, también está planteado en esa dirección”, expresó Landart. 

Y agregó que fue voluntad de los constituyentes locales que el Tribunal de Cuentas “estuviese integrado por participantes de la oposición mayoritariamente”.

Cámara Nacional Electoral

Ante la consulta sobre las resoluciones de la Cámara Nacional Electoral, que reconoce el voto en blanco como válido, Landart respondió: “Al voto en blanco se le hace un reconocimiento porque es una pieza constitutiva del total de sufragios realizados, pero para la asignación y distribución de cargos no se lo considera como válido porque el Código Electoral y la Ordenanza establecen que es sólo un voto válido aquel que contiene una boleta oficializada por la Junta Electoral interviniente”.

“No ha habido una sola opinión en contrario ni comunicación del intendente electo en este sentido. Se intenta recurrir a una maniobra para querer validar algo que no tiene antecedentes en las juntas electorales, de que hayan considerado los votos en blancos como votos válidos positivos. Por eso, al menos nos pone en situación de alerta”.

Landart anunció que si la Junta Electoral Municipal (JEM), una vez concluido el escrutinio definitivo, que estaba concluyendo al cierre de esta edición, anuncia que el tercer tribuno de cuentas le corresponde al oficialismo irá a la Justicia Electoral. 

La resolución definitiva de la JEM se anunciaría el martes a las 17.

Qué dicen la Carta Orgánica Municipal y la Cámara Nacional Electoral

Respecto a la integración del Tribunal de Cuentas, la Carta Orgánica Municipal (COM) dice taxativamente en el Artículo 152 que resultarán electos los tres candidatos titulares que obtengan mayor números de votos, siempre que supere el seis por ciento de los votos válidos emitidos. 

Y punto seguido agrega que ese mínimo electoral fuera alcanzado sólo por dos partidos, al mayoritario le corresponderán dos miembros. 

Para la Cámara Nacional Electoral, los votos válidos son los emitidos mediante boleta oficializada, aun cuando tuvieran tachaduras de candidatos, agregados o sustituciones. Y aclara también que los votos en blanco son válidos.

Incluso, la mencionada Cámara emitió el fallo 397/87, del pleito “Jorge Mera apoderado general lista Causa Radical s/queja”, en el cual deja en claro esta posición jurídica. 

Allí sostiene que, según el Código Electoral Nacional, los votos en blanco deben considerarse como válidos y no existirían razones para que no deban computarse “a los efectos de determinar la base de la representación de las minorías”.

El tribunal electoral considera “votos en blanco aquellos sobres vacíos o con papel de cualquier color, sin inscripciones ni imágenes”.



Martín Alanis.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas