Deportes | Eliminatorias Sudamericanas | Liga Profesional de Fútbol | Lionel Messi

Largas filas frente al Monumental en busca del boleto para Argentina-Perú

Los hinchas aprovecharon la jornada del lunes feriado para canjear la entrada por el ticket en el estadio donde el jueves a las 20.20 jugará el equipo de Scaloni. La Justicia inició una investigación por deborde de aforo

Los hinchas argentinos realizaron ayer largas filas, con espera y algunas quejas, en busca de las entradas para el partido entre el seleccionado nacional y Perú a disputarse el jueves a las 20.30 en el Monumental por la fecha 12 de Eliminatorias Sudamericanas del Mundial Qatar 2022.

Los 36 mil tickets, en cumplimiento del aforo del 50% por el protocolo de salud, se habilitaron para la venta el pasado 8 de octubre a través del sitio Autoentrada y se agotaron rápidamente.

La entrada general tuvo un costo de $2.500 y la de los menores a popular: $1.900. Además hubo boletos por $4.500, $5.500, $10.000 y las más caras fueron San Martín y Belgrano media: $11.500.

La organización, tal como sucedió ante Bolivia y Uruguay, dispuso el retiro de los mismos en las ventanillas del estadio de River, sobre la avenida Figueroa Alcorta.

El horario de apertura estaba pautado para las 10 y con antelación se advirtió una buena cantidad de gente en los alrededores del estadios.

Los reclamos se incrementaron cuando las puertas continuaron cerradas, bajo una tenue llovizna, y se abrieron media hora después de lo estipulado.

Los precios fijados para el duelo ante Perú fueron: entrada general: $ 2.500; entrada de menor a popular: $ 1.900; Sívori y Centenario media y baja: $ 4.500; San Martín y Belgrano alta: $ 5.500; San Martín y Belgrano baja: $ 10.000 y San Martín y Belgrano media: $ 11.500.

Argentina, que viene de golear 3-0 a Uruguay con una gran actuación de Lionel Messi, recibirá a Perú el jueves 14 en el Monumental en busca de un nuevo triunfo que encamine su clasificación al Mundial Qatar 2022.

Investigación

En tanto, la Fiscalía de Especializada en Eventos Masivos de la ciudad de Buenos Aires inició ayer una investigación por el aforo y la venta de entradas apócrifas en los partidos Boca-Lanús, jugado el sábado por la Liga Profesional de Fútbol (LPF), y Argentina-Uruguay, disputado el domingo por al noche por las Eliminatorias Sudamericanas del Mundial Qatar 2022.

El cuerpo de investigadores a cargo de la fiscal Celsa Ramírez detectó al menos 500 tickets irregulares en el juego del seleccionado en el Monumental y contabilizó más de 200 en La Bombonera.

Estas investigaciones se suman a las iniciadas en River y Vélez el fin de semana pasado por haber superado la capacidad del 50% permitida en sus estadios con motivo de la vuelta de los hinchas tras la restricción impuesta en marzo de 2020 por la pandemia de coronavirus.

La Justicia porteña allanó ambos clubes para determinar en qué grado incumplieron con la limitación impuesta por decreto presidencial, a la vez que imputó a sus presidentes, Rodolfo D'Onofrio y Sergio Rapisarda, y a toda su comisión directiva.

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, destacó ayer en declaraciones radiales los resultados obtenidos este fin de semana en cuanto al control del aforo y citó justamente esos dos partidos como ejemplo después de la advertencia realizada por el Gobierno a las autoridades del fútbol.

Por último, el presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, se refirió a la suspensión del duelo entre la selección argentina y Brasil en la ciudad de San Pablo y, aunque remarcó que la resolución será de la Fifa, sostuvo que "los partidos se deben definir en la cancha".

"Las Eliminatorias son una organización Fifa, no de Conmebol. La comisión disciplinaria de la Fifa tomará una decisión, nosotros creemos que los partidos se deben definir en la cancha", manifestó Domínguez.

De esta manera, el mandatario de la entidad sentó su postura después de la cancelación del juego por parte de las autoridades sanitarias brasileñas, a la espera de la resolución luego de los descargos de ambas asociaciones.

Por otra parte, Domínguez defendió los arbitrajes de la Conmebol: "A mí no me parece que ningún resultado haya sido efectivamente afectado por causas del arbitraje. No hay una manera que uno pueda justificar diciendo que, por culpa del arbitraje, hubo un mal resultado".

"Cualquier dirigente que justifique el resultado deportivo en el actuar de un arbitraje, es un dirigente amateur", cerró.