Deportes | empate | hinchadas | semifinal

"Fue digno de una semifinal"

Carlos Jacobi, autor del gol de Atlético Ticino, resaltó que "fue duro el partido. Argentino no nos dejó proponer, y nos llevamos 1 punto"

Carlos Jacobi vivió la extraña situación de convertir un gol clave en una serie semifinal, y llevarse una sensación agridulce.

El gran defensor de Atlético Ticino empató el partido ante su ex club, Argentino, precisamente en la cancha del “lobo”.

Los ojos se llenaron de lágrimas al hablar de ese momento. “Es raro porque me debo a mi actual equipo y venimos trabajando desde el inicio del torneo para llegar a la final. Hice lo que correspondía, pero no festejé el gol, y pedí disculpas porque sé lo mucho que me quieren y lo mucho que quiero a Argentino”.

Analizó el partido de ida semifinal. “La gente vio a dos buenos equipos que no se guardaron nada, que tuvieron situaciones claras, que corrieron mucho. Argentino tuvo las dos chances del primer tiempo, y en el segundo convirtió y tuvo otra para ganar”.

Estimó que “Atlético Ticino hizo lo necesario para remontar el partido. Sabíamos que no nos iban a dejar jugar lindo, y que sería un durísimo rival. Argentino llegó a esta instancia por méritos propios, porque presiona bien, y tiene muy buen juego. Conozco a todos estos chicos, y tienen una energía y una calidad increíble”.

Indicó que “les advertí a todos mis compañeros que no iba a ser nada fácil. Tuvimos que soportar a un equipo que juega bien, pasamos el sofocón, y cuando tuvimos nuestra chance lo empatamos”.

Resaltó que “me sorprendió que Christian (Romero) pusiera mucha gente atrás y armara un mediocampo que nos quitó la pelota. Fue una muy buena estrategia, porque él sabe que Ticino tiene jugadores muy desequilibrantes, y los marcó de cerca, no los dejó recibir. Cuando ellos aparecen, Ticino juega muy bien, pero nos cuesta cuando no los dejan jugar”.

Por ello, “el primer tiempo fue aburrido. Ellos marcaron muy bien, presionaron y no nos permitieron generar juego”.

Aclaró que “en el segundo tiempo, ellos hicieron un gol de entrada, y cuando se cansaron el partido se abrió un poco, y pudimos mostrar nuestro juego. Fue un partido durísimo, digno de una gran semifinal”.

Reconoció que “no nos vamos conformes, porque queríamos proponer como en las series anteriores. Estamos acostumbrados a manejar la pelota e imponer nuestro juego. Con la pelota en el aire, nos costó. Ellos tuvieron 4 situaciones muy claras, y por suerte pudimos aprovechar un par de chances para llevarnos un punto”.

Destacó que “el fútbol es así. Con Los Zorros llegamos 20 veces y perdimos 1-0. Con Argentino sólo nos acercamos 2 veces y nos llevamos un empate valioso”.

Consideró que “no hay falta en el gol. Rodrigo (Fassi) la peina y me quedó para cabecearla a la red”.

Vuelve a mostrar sensaciones encontradas y asegura que “estoy peleando el título con Ticino, y quiero ganarlo. Cuando hice el gol me acordé de muchas cosas que me pasaron en Argentino. En estos dos años colaboré mucho para que el club siguiera haciendo fútbol, hablé con varios chicos para que volvieran a jugar en el club, y hoy me toca enfrentarlos”.

Recalcó que “estoy muy contento con el trabajo y la campaña que hizo Argentino, pero obviamente quiero que gane Atlético Ticino”.

Está convencido que “en 2012 me tocó convertirle a Ticino en la final con la camiseta de Argentino. Me lo recuerdan. Hoy todos mis sentimientos estan encontrados, y hasta mi familia estaba repartida en las dos hinchadas, ni hablar de mis amigos”.

Contó que “Jorge (Martino) me dijo salvaste un gol en la línea y nos hiciste otro. Es lo que debo hacer, y lo hice”.

Con respecto a la participación con Ticino en el Federal aclaró que “Ayrton (Páez) habló como capitán y fue muy claro. Nos dijo quiero que tengamos la cabeza en la Liga hasta que nos toque jugar el Federal. Y eso es lo que estamos haciendo. No sabemos nada del Federal, y pensamos en la Liga”.

Sobre los hechos de violencia dijo: “Me dio mucha pena. Me tocó vivir un par de situaciones de este tipo. Argentino es un club familiar y conozco a toda esa familia. No hay ni 1 violento. Acá hubo 10 o 15 que ni entrada pagan y como no tienen qué hacer vienen a descargar violencia. La gente de Ticino reaccionó y está mal. Les pido a todos que no vuelva a suceder”.