empate | semifinal | triunfo

Rasguñan las piedras

Argentino empató 1-1 con Atlético Ticino en un partido con incidentes entre las parcialidades. El "lobo" vencía con un golazo de Benjamín Martínez Oliva, pero lo igualó Carlos Jacobi. La serie se definirá en Ticino

Amagaron con un partidazo, con muchos jugadores por los que vale la pena pagar una entrada. Convocaron a más de mil personas, pero Argentino y Atlético Ticino empataron 1-1 y la gente salió de la cancha escapando a las piedras.

La semifinal de ida del torneo Apertura “Francisco Fiandino” de la Liga Villamariense de Fútbol pasó de un atractivo amague futbolístico a una amenaza de violencia que ojalá se acabe de una buena vez, y para siempre... y que vuelva a ser pasión de multitudes.

Hubo un gran marco. Pero unos pocos se “prendieron” en un incidente penoso, que hizo que se alejaran muchos asustados en barrio Nicolás Avellaneda, donde el primer “aullido” se produjo por un golazo de Benjamín Martínez Oliva y el estallido del empate llegó por obra de Carlos Jacobi.

En lo meramente futbolístico, no fue el partido esperado. El “lobo” fue más astuto que arriesgado al plantear un partido inteligente, en el que se “comió” el triunfo.

Es que tuvo incómodo a Atlético Ticino en gran parte del desarrollo del juego, sencillamente porque no le permitió jugar a los que marcan la diferencia en el campeón.

Entonces fue una lucha. La visita supo que era visitante aunque llenó su tribuna (400 personas). Los 5 defensores a los que apeló Christian Romero acabaron con el intento por manejar la pelota del “albirrojo”, que peloteó todo el primer tiempo hasta el fastidio de propios (sus jugadores) y ajenos.

Argentino tenía 5 para defender y cuando Ñáñez limpió la salida fueron 5 para atacar. Se explica en que el volante central, más Candiotto y Berazategui aportaron un sacrificio importante en el retroceso. No les cedió espacios para jugar a Maldonado y Bergese.

Tapada la salida a través de Bertola, a Fassi y Páez sólo les llegó la pelota llovida desde su campo, con férrea defensa rival esperándolos.

Matías Bianchi se sumó a la lucha y Juan Bianchi fue más un cuarto defensor que el dueño del medio campo. Y los tres defensores del campeón “fueron” por Carrera y Martínez, que generaron las dos únicas opciones claras de la etapa.

En ambas, el origen fue quite y salida pulcra de Ñáñez para que el atrevimiento de dos tipos audaces como Carrera y Martínez les ganaran en velocidad a sus cancerberos, pero a los 25’ Jacobi salvó en la línea cuando Carrera había vencido a Fantino, que a los 45’ vio cómo se conectaron los mismos 3 protagonistas, pero esta vez Martínez elevó frente al “1”.

Antes, sólo Fantino actuó para enviar al córner un tiro libre de Berazategui (14’). Ticino no pateó.

Era el partido que soñó Romero, aunque no con su estilo. Pero el plan era perfecto, a tal punto que a los 7’ Berazategui escapó con dos paredes precisas con Carrera y abasteció a Benjamín Martínez Oliva, quien se hizo tiempo para un buen control y con un perfecto bombazo contra el palo izquierdo de Fantino decretó el 1-0.

El rival maniatado, y en pocas pero buenas llegadas, el “lobo” ganaba el partido en su cancha.

Tuvo reacción de campeón Atlético Ticino, porque se levantó rasguñando las piedras, con bronca.

Malherido, encontró señales en los pies indescifrables de Páez, quien hizo volar a Luciani para enviar al córner (12’). Primer arribo de la visita, que sólo había inquietado mediante pelotas detenidas.

Para Atlético Ticino, las piedras que volaron de tribuna a tribuna fueron una pausa para encontrar las respuestas que no tenía.

Las piedras no juegan a favor de nadie en el fútbol y la desesperación de Ayrton Páez pidiendo que tuvieran clemencia porque sus dos hijos y muchas familias estaban en la tribuna visitante encontraron idénticas respuestas y súplicas de los jugadores de Argentino.

Nadie quiere violencia en nuestro fútbol. Cuando la Policía logró deshabitar el codo de la tribuna local lindante a la visitante, el partido continuó.

Atlético Ticino fue furioso al frente por el empate. Se expuso, le tiró “piedrazos” al área de Luciani, que resolvió con sus compañeros mucho más cerca de lo deseado.

La más clara la tuvo Páez, quien cabeceó apenas desviado un centro de Fassi a los 20’. No mejoró el juego de la visita, pero con el ingreso de Emanuel Coria tuvo otra presencia, otra postura y otra individualidad de peso en campo.

Arriesgó, fiel a su estilo, Romero. Un punta (Gustavo Martínez) por un defensor (Nahuel Franco). Lo tuvo el “lobo”, pero Fantino voló contra su palo derecho y envió al córner un misil de Berazategui, que era sinónimo de triunfo para el local. Pero fue empate.

Llovían piedrazos y centros al área de Luciani, que se quejó al despejar. La pelota pegó en Fassi (¿en la mano?) y atropellando Carlos Jacobi la envió a la red 1-1 (30’)

Ambos buscaron el triunfo hasta el final, pero ya nada cambió. La gente escapaba a las piedras, el alambrado de la tribuna visitante cedió... Y rasguñan las piedras.

Síntesis del partido

Argentino: Leonel Luciani; Agustín Centeno, Cristian Sanabria, Jorge Martino, Mauro Chipana y Nahuel Franco; Pedro Berazategui, Isaias Ñáñez e Isaías Candiotto; Benjamín Martínez Oliva y Diego Carrera. D.T.: Christian Romero.

Atlético Ticino: Diego Fantino; Matías Bettiol, Jorge Jacobi y Lautaro Monje; Juan Segundo Maldonado, Juan Bianchi, Gonzalo Bertola y Javier Bergese; Matías Bianchi; Rodrigo Fassi y Ayrton Páez. D.T.: Pablo Suárez.

Goles: S.T. 7’ Benjamín Martínez Oliva (A); y 30’ Carlos Jacobi (AT).

Cambios: S.T. 21’ Gustavo Martínez por Nahuel Franco (A); 24’ Emanuel Coria por Matías Bianchi (AT); 37’ Facundo Turina y Cristian Fernández por Berazategui y Martínez Oliva (A); 40’ Gaspar Becchero y Elías Acosta por Rodrigo Fassi y Maldonado (AT); y 48’ Delmo Becchero por Bertola (AT) y Tomás Cacciavillani por Ñáñez (A).

Suplentes: Gino Valenti, Thiago Ledesma y Mauro Fuente (A); y Agustín Cativelli, Martín Favalli y Joaquín Balbuena (AT).

Amonestados: Cristian Fernández y Cristian Sanabria (A); y Emanuel Coria (AT).

Árbitro: Yoel Yudica.

Asistentes: Facundo Tisera y Daniel Calle.

Cuarto juez: Mayco Pedraza.

Reserva: Ricardo Gutiérrez 0 - Rivadavia 0.

Estadio: Argentino.

bertola y candiotto.jpg