En junio de este año, las empleadas domésticas recibirán un aumento salarial, según lo anunciado por la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares. Esta decisión se enmarca en la segunda cuota del acuerdo bimestral, el cual fue resuelto por la Comisión a fines de abril pasado.

De acuerdo con lo establecido, las empleadas domésticas verán un incremento del 7% en sus sueldos durante el mes de junio. Este porcentaje se suma al primer tramo de aumentos, que fue del 11% y que ya había comenzado a percibirse anteriormente.

El acuerdo, negociado por la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares, representa un avance significativo en la mejora de las condiciones laborales y salariales de este sector. Se espera que este aumento contribuya a garantizar una remuneración justa y equitativa para las trabajadoras del hogar, reconociendo así su labor fundamental en la sociedad.

Este incremento salarial refleja el compromiso de las autoridades y las organizaciones pertinentes en la búsqueda de la dignificación y el reconocimiento de los derechos laborales de las empleadas domésticas, un sector históricamente vulnerable y relegado en términos de condiciones laborales y de remuneración.

Se espera que este aumento beneficie a miles de trabajadoras del hogar en todo el país, mejorando su calidad de vida y contribuyendo a la construcción de una sociedad más justa e inclusiva.

En la quinta categoría el básico quedó en $266.000 y la cuarta categoría supera los 320 mil pesos.

Por hora, las tareas generales se abonan: $2.322 y el cuidado de personas: $2.505 (de personal registrado).

Crisis laboral

La titular de UPACP delegación Villa María (Unión del Personal Auxiliar de Casas Particulares), Gabriela Juárez, expresó que la situación laboral es compleja.

“Estamos como la mayoría de los otros gremios, hay despidos y reducción de días y horas de trabajo. El 90% de los trabajadores son empleados de otros trabajadores que también atraviesan la misma situación y, en ese sentido, optan por reducir horas de trabajo o lamentablemente dejarlas sin trabajo”, indicó.

Agregó: “Sucede en Villa María. Siempre cuando hay aumentos de sueldo pasa, no tanto el despido, sino la reducción de días y horas, pero ahora están pasando muchos despidos, porque los empleadores siguen con sus trabajos, pero su situación económica ha cambiado”, cerró.