Nacionales | Empresas | medidas | Aduana

Fiscalizan a empresas que importaron bienes a través de cautelares

El director general de Aduanas, Guillermo Michel, afirmó ayer que el organismo a su cargo puso en marcha una fiscalización sobre 500 empresas que importaron mercadería a valor de dólar oficial por medio de medidas cautelares.

Michel explicó que “se trata de una fiscalización masiva para que las empresas tengan que justificar qué hicieron con la mercadería por la que invocaron urgencia para importar por esta medida judicial”.

Dentro de las acciones que incluye la Aduana está “la eliminación del registro de los agentes de comercio exterior si las empresas no pueden justificar la operatoria”, explicó el funcionario en dialogo con Télam Radio.

“La acción de la Aduana se da después de hacer una fiscalización sistémica, con el objetivo de detectar inconsistencias de los importadores, tanto en la capacidad económica como en la necesidad de importar esa mercadería”, agregó Michel.

De esta forma, las empresas involucradas deberán justificar en un plazo de 10 días qué hicieron con la mercadería por la que invocaron urgencia para importar con aval judicial.

Además, las empresas deberán presentar documentación relativa a la operación comercial, transferencias de titularidad realizadas, detalle de giros de divisas y destino dado a la mercadería.

También, deberán explicar si el producto se encuentra en stock o si fue vendido y, en este último caso, informar el valor de venta en mercado interno y el nivel comercial de los intervinientes.

En tanto, en caso de incumplimiento, “la inconducta será considerada incursa en la figura prevista y penada por el artículo 994 incisos a) y b) del Código Aduanero”, según indica la normativa vigente.

Se trata de una norma que prevé apercibimientos, suspensión de hasta dos años y eliminación por completo del registro de importadores y exportadores.

La fiscalización se vincula con la denuncia penal que la Aduana presentó a mediados del mes pasado contra una empresa por “alquilar” medidas cautelares en su favor a otra compañía, una operatoria que le permitiría importar sin requerir la autorización necesaria para acceder al dólar oficial.

Según lo informado por el organismo, la firma Yoko SA obtuvo medidas cautelares para poder importar mercaderías, salteándose el requisito de validar la SIMI (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones), a cargo de la Afip, y después “cedió” la autorización a Tropea, una empresa de carteras, para importar sus productos desde China.