Villa María | entrega | solidaridad | Hospital Regional Pasteur

Tejedoras solidarias: realizarán cerca de 100 ajuares que serán donados a sectores vulnerables

La producción será donada al Hospital Regional Pasteur y escuelas rurales de la zona. Mariana Camusso, la profesora de tejido que lleva adelante la iniciativa, asegura que hay mucha necesidad y demanda

“Tejamos una esperanza” es una campaña que surge a raíz de la donación de lanas por parte de una reconocida marca de lanas de Córdoba capital.

“Hace varios años que se realiza esta campaña, pero en esta oportunidad llegan las donaciones para el interior y a raíz de una campaña de frazadas que hicimos meses atrás, decidieron invitarnos a formar parte de esta campaña con la entrega de 30 kilos de lana”, comentó Mariana Camusso, profesora de tejido que junto a sus alumnas serás las encargadas de la producción.

Cabe señalar que la donación se pudo concretar a través del grupo “Las Iguanas Solidarias”,que fueron el puente de contacto para que llegue la donación de la materia prima.

“Junto a mis alumnas y tejedoras de la zona vamos a formar parte de esta campaña y la intención es realizar ajuares de bebé, mantas para bebés, gorritos y cuellos”, indicó y añadió:“Si sobra lana vamos a tratar de hacer alguna prenda para niños de 2 a 4 años”.

Necesidad

La educadora de crochet indicó que en la campaña de tejido anterior lograron realizar 30 frazadas, “creo que por nuestro compromiso es que llega la lana donada para la concreción de la ropa. Es la primera vez que lo hacemos en conjunto con esta marca de lanas”, completó.

Camusso destacó que la producción será durante todo el mes de junio ya que deberán ser entregados en julio.

“Se armarán los ajuares con una presentación acorde para la entrega, seguramente nos vamos a juntar todas las tejedoras. Tenemos un mes para liquidar los 30 kilos de lana”, señaló.

Sobre la entrega de la producción, la tejedora adelantó que los ajuares serán donados al Hospital Regional Pasteur, mientras que el resto de la ropa realizada para menores se destinará a tres escuelas rurales de la zona.

“Con la llegada del frío se nota más la demanda, no tanto en Villa María, sino que en otras regiones o zonas rurales más alejadas de las ciudades grandes. Hay muchísima necesidad en un grado de pobreza importante ya que son viviendas sin agua y sin electricidad”, remarcó.

Aprender y ser solidario

La actividad se realizará con estudiantes de tejido, Camusso manifestó: “Tengo un equipo de alumnas impresionantes y somos muy responsables. Tienen la opción de asistir a clases extracurriculares para que puedan usar sus clases con lo específico que desean aprender. Pero también aprenden haciendo solidaridad”, culminó.