Deportes | entrenador | villamariense | equipo

Martín Ambrosini: "Formar parte de la selección siempre ha sido un orgullo"

El joven villamariense estará como asistente técnico del seleccionado argentino de vóley femenino, tras la confirmación de la continuidad del entrenador Hernán Ferraro. "Soy un agradecido de las oportunidades", dijo

Tras la confirmación de la Federación de Vóleibol Argentino y la continuidad de Hernán Ferraro, el joven entrenador local también seguirá con su vínculo de color celeste y blanco.

Puntal Villa María dialogó con Ambrosini, que ya conocía al entrenador Ferraro, pero nunca había trabajado con él y comentó: “Estoy muy contento por esta nueva posibilidad que se presenta de formar parte del seleccionado mayor, ya que para mí formar parte de la selección argentina siempre ha sido un orgullo, feliz por esta nueva oportunidad con muchas ganar de trabajar y aportar desde el lugar que me toque”.

Ambrosini además agregó: “Considero que el vóley femenino viene creciendo desde hace un tiempo y hoy me toca estar en un cuerpo técnico de selección mayor, siempre es una buena oportunidad, por lo que estoy muy contento y feliz porque se dio”.

-¿Cuál es la relación con Ferraro?

-Con Hernán tengo buena relación, desde que llegó a la selección me ha dado la posibilidad de trabajar y entrenar, ha estado abierto a que podamos dar nuestro punto de vista, de qué manera veíamos el vóley y podíamos aportar, por lo que tengo un buen vinculo profesional y espero seguir y dar todo desde mi lado para que el equipo y las chicas puedan evolucionar, continuar creciendo y mejorando.

-¿Qué significado tiene esta designación?

-Desde lo personal me suma buena posibilidad y felicidad por el trabajo que vengo haciendo desde hace un tiempo, nosotros los entrenadores de vóley tenemos mucho esfuerzo detrás de todo lo que se hace, ya que más allá de que el deporte ha crecido mucho en este último tiempo no deja de ser una disciplina amateur y hay mucho trabajo detrás de cada equipo, cada selección y proceso que se lleva adelante. Desde que me inicié como entrenador nunca me puse demasiadas metas ni objetivos personales, sino siempre grupales y en pos del equipo o la institución que me tocara representar.

Sobre esta nueva oportunidad con la selección argentina, el villamariense dijo: “Tengo la suerte y estoy agradecido de que me han tocado buenas posibilidades y he trabajado con grandes entrenadores de los cuales he aprendido mucho y lo sigo haciendo y continúo formando. Lo vivo con mucha pasión diariamente a este trabajo y profesión, por lo que voy a seguir aprovechando las oportunidades que se presenten”.

¿Qué objetivos tenés por delante como ayudante técnico para el Mundial de Polonia y Países Bajos de septiembre?

-Este año tenemos una serie de torneos importantes, sobre todo el campeonato mundial y personalmente creo que luego de los Juegos Olímpicos, el torneo y objetivo más importante es el de la copa del mundo y poder jugarlo es impresionante. Ojalá que podamos dar un salto de calidad y acercarnos a los principales equipos que son potencias tratando de mejorar el nivel de juego, sobre todo las jugadoras más jóvenes para que el día de mañana estemos más cerca.

-¿Qué expectativas tenés para la cita mundialista en cuanto al juego?

-Tenemos expectativas de que los resultados nos acompañen, de volver a clasificar a los Juegos Panamericanos, de pensar que todo el trabajo que se viene haciendo de los clubes, de la Liga y aquellas jugadoras que dieron un salto de calidad y que hoy ya juegan en el exterior pueden conformar un gran equipo y competir a primer nivel.

-¿A qué le atribuís este salto en tu carrera?

-Creo que el resultado del trabajo, desde que me inicié, vengo de una familia de deportistas, me han formado y educado de una forma que me ha llevado a incorporar estos valores del deporte, de tener mucho compromiso, responsabilidad, actuar con mucho respeto. Los valores que tiene la disciplina más allá de lo que somos como personas y seres humanos, es muy importante, por lo que agradezco la familia que me ha tocado desde mis padres, tíos, abuelos, hermanos, juntos lo hemos construido.

Sobre la formación y la docencia, Ambrosini comentó: “Mi formación como entrenador y persona se la debo primero a mi hogar y luego al Rivadavia, donde me hice como jugador y luego como entrenador. Después estuve en Luro de Cintra y a medida que vas creciendo van saliendo nuevas posibilidades, te vas formando y tratás de ir capitalizando todas las cosas que se presentan, de trabajar con diferentes personas que tienen otra experiencia.