Villa María | entrevista | ATE | Milei

Dirigente de ATE cruzó a Milei por el anuncio de los despidos

El secretario gremial a nivel nacional, Oscar “Colo” de Isasi, en su paso por la ciudad, dijo que el plan del gobierno nacional es “siniestro y coherente”. A su vez, pidió construir un paro para abril y reafirmó que trabajarán en la defensa de las fábricas militares

El secretario gremial de ATEa nivel nacional y secretario general de la CTABuenos Aires, Oscar “Colo” de Isasi, participó ayer de la Asamblea Anual Ordinaria de la seccional Villa María de ATE, encuentro que se llevó a cabo en horas de la tarde, en la sede de calle Santa Fe.

Antes de que se efectivice la reunión, el dirigente se tomó unos minutos para conversar con Puntal Villa María y analizar el presente del país y, específicamente, dar su opinión sobre el plan que está ejecutando el gobierno de Javier Milei.

-Bienvenido, Oscar. En las últimas horas tomó repercusión el anuncio que hizo Milei, que apunta a dar de baja 70 mil contratos de estatales. ¿Qué pensás de ese planteo?

-El anuncio me parece siniestramente coherente. Si hay algo que él viene planteando permanentemente es que los trabajadores del Estado somos casi una asociación ilícita. Por lo tanto, la decisión de despedir a trabajadores y trabajadoras tiene una coherencia siniestra, que no sólo va a perjudicar a los miles de trabajadores del Estado nacional y a sus familias, sino también a millones de compatriotas que dependen de sectores del Estado, como Agricultura Nacional, que ya anunció el cierre, y que de ella dependen muchísimas economías y pequeños productores regionales; como la reducción del Servicio Meteorológico, que va a significar una pérdida de calidad en esa área; la reducción del Conicet, un lugar de investigación con prestigio a escala mundial. Así podría enunciar cada una de las áreas del Estado donde se despide, se reduce o se cierra.

-Ante ese escenario, ¿qué propuestas tiene ATE?

-Nosotros, desde la Asociación de Trabajadores del Estado, vamos a seguir profundizando el plan de acción para que se reincorporen a los despedidos, para que cesen los despidos y para que se les dé continuidad laboral a los miles y miles de compañeros que se les vencen los contratos el 31 de marzo. Son personas que hace años que están trabajando, no es que están desde hace dos años o seis meses. Algunos están desde hace 10 años.

-La gestión de Milei ya superó los 100 días. ¿cómo la describirías?

-Diría que estamos en presencia de un gobierno que utilizó el proceso electoral para llevar a cabo, lo más rápido posible, políticas de entrega de las áreas estratégicas, como es el caso de las empresas del Estado, que son 41; políticas de saqueo de los recursos naturales, por eso están armando toda la legislación a través del DNU, que todavía está vigente y que habilita y despeja cualquier inconveniente para que las multinacionales saqueen el litio, el oro y el petróleo; y, por último, políticas de ajuste, que se explica con los aumentos de tarifa y con todo lo que estamos viviendo en estos momentos.

-¿Se analiza la posibilidad de hacer otro paro?

-Sí. Creo que es clave construir un paro de todas las centrales para abril. Habrá que trabajar mucho para que eso suceda, porque la unidad es la clave para darle un golpe definitivo al DNU en Diputados. Si eso sucede, va a naufragar el intento de acuerdo del 25 de Mayo en Córdoba, porque va a llegar con muchísima debilidad política. Por eso tenemos que trabajar decididamente en la construcción de un nuevo paro nacional.

“Estoy convencido de que la mayoría de nuestro pueblo votó por vivir mejor. Con el correr del tiempo, esa mayoría circunstancial que votó en segunda vuelta a Milei se va a ir degradando”, analizó el referente nacional de ATE, Oscar de Isasi.

-En Villa María está latente la preocupación por el cierre de la Fábrica Militar, un motor del que dependen decenas de familias villamarienses. ¿Qué análisis hacés de la situación?

-Después de años de lucha, pudimos sacar a Fabricaciones Militares del artículo donde decía que estaba sujeta a privatizaciones. Ahí estaba la puerta que abría cualquier negocio privado y la consiguiente reducción de personal, con lo cual se lesionaba no sólo las familias de quienes tienen relación laboral en la empresa, en este caso la Fabrica Militar de Villa María, sino también la economía regional, porque los trabajadores y trabajadoras de la ciudad no compran en Francia, o en el mercado chino, sino que lo hacen acá. La ley ómnibus plantea la posibilidad de privatizar esa empresa junto a otras 40. Eso abre la puerta a la privatización, a la reducción y al cierre de la Fábrica Militar. En los primeros días del DNU, nosotros estuvimos en Río Tercero y reafirmamos el compromiso de bregar para que el DNU se caiga, como así también el artículo que plantea la posibilidad de privatizar las fábricas militares. Eso es lo que venimos a reafirmar en la asamblea anual de afiliados de hoy (por ayer).