Deportes | equipo | juegos | experiencia

El kinesiólogo Ezequiel Beliera acompaña a la selección nacional de taekwondo en Kazajistán

El profesional villamariense se encuentra en Asia junto al equipo argentino que se prepara para competir en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. "Estoy viviendo una experiencia única", le dijo a Puntal del otro lado del mundo

El kinesiólogo villamariense, Ezequiel Beliera, se encuentra en Kazajistán junto al equipo nacional de taekwondo que se prepara para afrontar los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

El profesional no será parte de la cita olímpica porque está reemplazando al kinesiólogo oficial del equipo pero aprovecha al máximo para sumar experiencia en la elite del profesionalismo.

Beliera es integrante del staff técnico del Jockey Club Villa María en rugby y del Club Florentino Ameghino en básquet. Está vínculado al deporte y es una referencia ineludible entre los deportistas del ámbito local.

Su crecimiento es enorme, su esfuerzo y dedicación también.

Desde la ciudad de Shymkent en Kazajistán y con una diferencia horaria de 9 horas, Beliera dialogó con Puntal Villa María.

“La posibilidad de sumarme al equipo surge de Nicolás Zárate, un kinesiólogo amigo, que es parte del combinado oficial de la selección nacional de taekwondo. Por motivos personales no podía hacer el viaje preparatorio y me recomendó para que ocupe su lugar y de a poco ir sumándome al equipo de trabajo”, dice Beliera sobre su chance de integrar el grupo de trabajo.

El profesional de Villa María está acompañando a Lucas Guzmán, con su entrenador Gabriel Taraburelli. Es el único deportista de la disciplina que clasificó para los Juegos Olímpicos.

Sobre el taekwondista que competirá en los próximos Juegos Olímpicos comentó: “Lucas Guzmán es de Merlo, provincia de Buenos Aires, no lo conocía, habíamos tenido unas charlas virtuales antes de emprender el viaje. Fueron muchas horas así que enseguida hicimos buena relación, tanto con él como con su entrenador”.

Beliera junto a Guzmán y el entrenador Taraburelli salieron de Buenos Aires, hicieron escala en Madrid, luego en Estambul y de allí a Kazajistán, donde están realizando la preparación.

-¿Cómo son los trabajos de preparación de un atleta olímpico?

-Son tres semanas de trabajo, donde el atleta busca adaptarse a las costumbres de Asia, sobre todo el uso horario (9 horas más respecto a Argentina) de cara a la competencia olímpica.

En Tokio serán 12 horas de diferencia con nuestro país; para no hacer todo el cambio de golpe, la idea es entrenar duro con un equipo de sparrings, hotel con sauna, pileta y gimnasio donde Guzmán va a realizar la última etapa de preparación para llegar lo mejor posible.

Además Beliera agregó que: “Lucas viene haciendo las cosas muy bien, se está preparando para hacer un buen papel en los Juegos Olímpicos y tratar de estar entre los mejores”.

-¿Cuál es tu objetivo en esta experiencia que te toca afrontar?

Mi objetivo es que Lucas llegue lo mejor posible, en cuanto a lo físico que no tenga dolencias, que tenga buena movilidad y con amplitud, que él se sienta bien desde su cuerpo para que el día de la competencia pueda rendir al máximo y ojalá tenga la posibilidad de llevar una medalla para Argentina.

Kazajistán, del otro lado del mundo

El lugar elegido para realizar la adaptación tiene costumbres muy distintas a la Argentina y así lo describe el kinesiólogo villamariense.

“Son un desafío las comidas y la comunicación, tratamos de meter algo de inglés y si no con el traductor de la aplicación del celular (risas) para que sea lo más llevadero posible”.

Ezequiel Beliera también expresó: “Es un país raro, hablan en ruso o kazajo, totalmente distinto a nuestras costumbres. Es una experiencia totalmente novedosa. Se nota que es un país rico, que tiene un buen poder adquisitivo”.

-¿Cómo es el día a día respecto al Covid-19?

-Está casi toda la población vacunada, por lo tanto la mayoría anda sin barbijo. Hay cierta normalidad en las calles, solamente nos pidieron el tapabocas en un centro comercial. Después en los restaurantes y las calles la gente es como antes de la pandemia.

El esfuerzo tiene premio

Beliera es referente y consulta permamente por los deportistas de alto rendimiento y también amateurs en la ciudad.

“Soy un agradecido a mi familia, sobre todo a mi mujer, que me acompaña, ellos saben lo que me gusta mi profesión, el deporte, así que se ponen muy felices ante el crecimiento.

“Tengo presente a mi grupo familiar como también los lugares donde trabajo, porque ninguno me dijo nada, al contrario, felices por este proyecto”.

-¿Qué te genera vivir esta experiencia con un atleta olímpico?

-Más allá de no ser parte del equipo que va a los Juegos Olímpicos, es hermoso todo lo que estoy viviendo con toda la preparación. Desde el primer día me hicieron sentir parte, tienen en claro los objetivos, con la mira apuntada hacia donde van y están en la recta final de la etapa más importante. Es una oportunidad bellísima.