Salud | errores | problemas | puerta

Inauguraron el primer centro público provincial para trasplantes de médula

La Provincia inauguró el primer centro público de trasplantes de médula ósea para adultos de Córdoba, lo que no sólo significa un gran avance en materia de medicina, sino que lo es además desde lo social, considerando que son intervenciones que sólo se realizan en espacios privados actualmente.

El ministro de Salud, Diego Cardozo, junto con el director de Ente Coordinador de Ablación e Implante de Córdoba (Ecodaic), Marcial Angós, inauguró el establecimiento. En tanto, desde el 2015, el procedimiento está disponible para pacientes pediátricos en el Hospital de Niños.

Cada año, cientos de personas son diagnosticadas con enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplásica, linfoma, mieloma; o con errores metabólicos o déficits inmunológicos. Todos estos problemas de salud pueden requerir un trasplante de CPH (células progenitoras hematopoyéticas), también conocido como trasplante de médula ósea.

En este sentido, el ministro Cardozo valoró la apertura de este nuevo centro: “Dar respuesta es la principal premisa que tenemos, brindar una puerta más de acceso para tener la oportunidad de tratarse a toda la comunidad de Córdoba y las provincias colindantes”. Del mismo modo, destacó el rol de la Provincia, que “en el último tiempo se transformó en un polo de conocimiento y de asistencia sanitaria para el interior del país”.

Además, agregó: “La idea de tener un Centro de Trasplante de Médula Ósea y tratamiento de todas las patologías oncohematológicas es poder coordinar con todos los sectores que tenemos en el sistema sanitario provincial, ya que la salud es una sola”.

Por su parte, Marcial Angós acentuó la importancia de contar con un centro público en donde se realice este procedimiento, ya que “permitirá agilizar el proceso y dar respuesta oportuna a los cordobeses y cordobesas que lo requieran”. Explicó que el objetivo es que se convierta en un centro de referencia para el interior del país.

De la inauguración participaron el vicepresidente del Incucai, José Luis Bustos; el director del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH), Richard Malan; el jefe del Programa de Trasplante de Médula Ósea del Hospital el Cruce, Javier Bordone; y Raquel Staciuk, jefa de Trasplante de Médula Ósea del Hospital Garrahan. También estuvieron presentes el director del Hospital Córdoba, Guillermo Moisés Azize, y la referente de la Unidad de Trasplante de Médula Ósea de ese centro de salud, Laura Juri, entre otras autoridades.

La obra

La obra implicó la ampliación y remodelación del Servicio de Oncohematología del centro de salud, con una superficie total de 220 m2 que fue completamente refuncionalizada para generar un área de Internación de alta complejidad adecuada para este tipo de trasplantes.

De esta manera, la nueva área cuenta con cuatro salas de internación individuales con baño privado y equipadas con paneles de gases médicos, con un sector de ingreso y transferencia de familiares diferenciados.

Asimismo, el espacio integra una sala con cabina de seguridad biológica de flujo laminar para uso exclusivo del servicio, que contará con el mismo tratamiento de aire que las salas de internación. Y áreas de apoyo técnico específico requeridas para su funcionamiento.

La obra, que se completará con la capacitación de recursos humanos, requirió una inversión de $ 26.437.655,31 de pesos y fue financiada a través del Fondo Solidario de Trasplante del Incucai, con colaboración de la cartera sanitaria provincial. Además, se invirtieron $ 6.000.000 en equipamiento médico.

Trasplante de médula

El trasplante de CPH es un procedimiento que restaura las células madre de la sangre que se destruyeron por dosis elevadas de quimioterapia o radioterapia. Se trata de un procedimiento cuya complejidad radica en que la persona queda durante varios días inmunosuprimida y, por lo tanto, se requiere una estructura de internación que minimice el riesgo de infección.

El proceso hasta llegar al trasplante puede llevar varios meses desde que la persona es diagnosticada, ya que debe alcanzarse una etapa de remisión de la enfermedad y luego solicitar un turno en uno de los centros.

Al haber pocas unidades de trasplante de médula ósea en el país y una alta demanda, el trasplante puede demorarse.