Villa María | escuelas | Clases | Villa María

Villa María: hay hasta un 95% de asistencia en las clases presenciales

La inspectora de secundaria regional en Villa María y Marcos Juárez, Nancy Gamen, lo afirmó tras una reunión con pares y el Ministerio de Salud provincial la semana pasada. Asimismo, ratificó que dejar la presencialidad será una de las últimas medidas a tomar

La semana anterior, los inspectores de los diferentes establecimientos educativos realizaron un relevamiento sobre la asistencia del estudiantado durante la semana presencial en las diferentes escuelas. En este sentido, la inspectora de secundaria regional en Villa María y Marcos Juárez, Nancy Gamen, explicó que en Villa María observaron hasta un 95% de recurrencia en los establecimientos educativos ubicados en la ciudad.

Asimismo, detalló que la presencia de estudiantes es superior al 80% en las diferentes escuelas de Córdoba y aseveró que lo fueron corroborando con las burbujas que asistieron durante esa semana presencial a las diferentes instituciones.

Al respecto, aseguró que ellos “tienen la necesidad de que la escuela este abierta y de estar en ella” y agregó: “No solamente con sus compañeros, sino en situación de aprendizaje”. También dio a conocer que la presencialidad es positiva debido a que “a veces les cuesta” la concreción de actividades o la participación por medio de la semana en que las clases se dictan de manera remota.

Sobre la continuidad de las clases en las aulas, ratificó: “Hasta el último momento las clases van a ser presenciales, por eso pedimos que se cuiden. Será la última medida, porque tanto los adultos como los jóvenes poseemos la voluntad de concurrir a la escuela”.

Aprendizaje

En torno a cómo están siendo las clases presenciales, Gamen comentó que, gracias a la gran respuesta por parte del estudiantado, pudieron recuperar una gran cantidad de proyectos del año pasado y que es notoria la “mayor participación” de los alumnos. A su vez, señaló que esto se debió a que la unidad pedagógica para desarrollar es 2020 y 2021, poseyendo como intención reforzar diferentes contenidos.

“Se afianzaron contenidos y aprendizajes a partir de esto. Además, fueron realizados nuevos proyectos de aprendizaje integrados con un mayor compromiso de los chicos”, expuso la entrevistada. Aun así, destacó que los jóvenes poseen “una total sinceridad en el momento de abordar los conceptos y a la hora de aprender”.

Sobre este proceso que afrontan y el alto índice de asistencia, garantizó: “Esto ha sido muy satisfactorio para los profesores porque les ha permitido hacer una evaluación formativa e individual de cada uno de sus estudiantes mucho más profundas”.

En consonancia, indicó que los proyectos integrados permiten el trabajo conjunto de docentes con los contenidos de las asignaturas en torno a la orientación de las escuelas. “Con la nueva resolución se pone en foco cuáles son los aprendizajes que terminado cada ciclo, básico y orientado necesarios para el perfil del estudiante en ese espacio curricular. De acuerdo con eso, se implementan”, especificó.

Por otro lado, se encuentra la virtualidad. Respecto a ella, expresó: “La tarea remota tiene que darnos buenos resultados con la experiencia del año pasado y lo estamos viendo así. Siempre tenemos altas expectativas y no decaemos en la lucha que la manera remota vaya mejorando día a día, semana tras semana”.

Burbujas

En la reunión que mantuvieron la semana pasada, según describió Gamen, fueron recomendados criterios y el refuerzo de las normas de bioseguridad. En este sentido, informó que existe la posibilidad que las burbujas sean aisladas de manera completa, como así también los contactos de contactos que podrían haberse dado.

En consecuencia, la inspectora resaltó que la ventilación en las aulas fue una de las más remarcadas y describió que ante la llegada del invierno las autoridades provinciales solicitaron que “los chicos vayan más abrigados, porque deberán continuar con ellos dentro del aula ante la necesidad de que circule el aire”.

En sintonía, sostuvo que dos medidas más fueron tildadas como relevantes. La primera, el lavado de manos alternado con la aplicación de alcohol en gel. La segunda, un mayor cuidado social por parte de los estudiantes, quienes deberán “hacerse responsables a la hora ser multiplicador de los cuidados”.

En torno a cómo planificaron meses atrás la presencialidad y cómo la viven en la actualidad, declaró: “La certidumbre dentro de esta incertidumbre son las burbujas, las maneras de trabajar de manera presencial una semana y la otra remota” y continuó: “Está dando mejores resultados que los esperados. Los proyectos están encaminados para continuar en caso de que aíslen a las burbujas, es complejo y un desafío total”.

La inspectora posee a su cargo los dos establecimientos educativos secundarios de gestión estatal en la ciudad: el Ipem 275 Colegio Nacional de Villa María y el Ipem 147 Manuel Anselmo Ocampo. En torno al intercambio con el estudiantado y las clases, manifestó: “Los estudiantes consideran que los mejores aprendizajes están en la presencialidad y nosotros tratamos de darles las herramientas con las cuales puedan autogestionarse en el momento en el que no están en las escuelas”.

Bioseguridad

Sobre las normas de bioseguridad y protocolo, Gamen afirmó que se cumplen con rigor, específicamente en los dos establecimientos en los que desempeña su función. No obstante, enunció que poseen un faltante de limpieza en el Ipem 275 ante la magnitud del establecimiento, pero que lo están solucionando.

Sobre la bimodalidad y la aplicación en estas escuelas, confirmó: “La escuela siempre sigue abierta, aunque las clases siguen siendo remotas. Siempre tienen la posibilidad del encuentro con el docente” y siguió: “Tratamos que lo presencial le vaya ganando a lo remoto”.

Para finalizar, precisó que en las reuniones “se ahondó mucho en lo sanitario para garantizarles a las familias que las escuelas son el lugar más sano” y que por este motivo solicitan que acompañen en el cumplimiento de los cuidados pertinentes a los estudiantes.