Nacionales | espera | cruce | ola

Cruces entre el Gobierno y Larreta por el home office para los empleados públicos

Se estableció que por 2 días la Administración Nacional haga trabajo remoto desde las 12 horas para reducir el consumo de electricidad de los aires acondicionados principalmente

La decisión de la Casa Rosada de impulsar el home office en los empleados estatales por dos días para intentar reducir el consumo energético provocó un cruce con la Ciudad de Buenos Aires, ya que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, rechazó implementar esa decisión y afirmó que tiene a "la gran mayoría de la gente abocada al cuidado de la pandemia".

Ante lo que se espera que sea el pico de la ola de calor, el Gobierno fijó el trabajo remoto para los empleados de la Administración Pública Nacional a partir del mediodía de ayer y hoy "a los fines de reducir el consumo de energía eléctrica", en medio de una intensa ola de calor.

Demanda récord

La demanda de energía eléctrica alcanzó ayer a las 15.15 un nuevo récord, al trepar a 27.495 KW, según informó la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

De esta forma, en medio de una intensa ola de calor que azota a gran parte del país, se superó el máximo de 27.234 KW que se alcanzó el lunes pasado a las 13.10, momentos antes de que se desconectaran dos torres de suministro dejando sin servicio a una amplia zona del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Para hacer frente a esta demanda, se está importando energía de Uruguay (171 KW), Paraguay (20 KW) y Brasil (1 KW).

Cuestionamientos

La medida fue cuestionada por el referente del PRO, quien al ser consultado sobre el tema, afirmó: "No podemos decir que no vayan a trabajar".

"Tenemos a la gran mayoría de la gente abocada al cuidado de la pandemia. Ésa es nuestra prioridad hoy y estamos metidos en eso, trabajando todos ahí", agregó Rodríguez Larreta durante la conferencia de prensa, tras presentar a Carlos "Chapa" Retegui como nuevo secretario de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires.

Minutos después, la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, pidió que los cortes de energía "no se conviertan en un tema de enfrentamiento ni de grieta".

"Esperamos que el Gobierno de la Ciudad se haga cargo de la responsabilidad que tiene con respecto al suministro de la energía en la Ciudad. En este tema queremos ser muy responsables y queremos apelar a la solidaridad y no convertirlo en un tema de enfrentamiento ni de grieta", planteó la vocera de Balcarce 50.

La polémica surgió luego de que el presidente Alberto Fernández firmara el Decreto 16/2022 que estableció que "a los fines de reducir el consumo de energía eléctrica, los días 13 y 14 de enero de 2022, a partir de las doce (12) horas, los agentes de todas las jurisdicciones, organismos y entidades del Sector Público Nacional a los que se refiere el artículo 8° de la Ley N° 24.156 deberán realizar la prestación de servicios mediante la modalidad de prestación de trabajo a distancia, en caso de que ello resulte posible, y se abstendrán de permanecer o concurrir a sus lugares habituales de trabajo".

En la normativa se señaló que se brindó la instrucción a los distintos organismos para que "implementen las medidas pertinentes a fin de mantener las guardias necesarias para preservar la continuidad de los servicios esenciales".

Al explicar la decisión, el Gobierno manifestó que "la reactivación económica sostenida experimentada en diversos sectores de la economía nacional durante el transcurso del año 2021 y hasta la actualidad ha redundado en un incremento considerable de la demanda energética", algo que en estos días se vio impulsado por la "ola de calor extremo" que registra temperaturas superiores a los 40 grados centígrados.