Villa María | establecimientos |

Estaciones blancas ya no reciben naftas y preocupa el cupo en las de bandera

"Diciembre es uno de los meses con mayor movimiento y necesitamos producto", demandaron desde la entidad que nuclea a los estacioneros. Aseguran que desde que se congeló el precio no hay inversiones de las petroleras

Una marcada preocupación en el sector estacionero, que impacta directamente en los surtidores, es la falta de naftas en las estaciones de servicio blancas, pero además el bajo cupo para las de banderas. La situación ya fue planteada ante la Secretaría de Energía por parte del sector empresario, aunque sin respuesta alguna aún.

Pero lo más grave es que los estacioneros entienden que a este ritmo en el presente mes se podrá notar un mayor faltante de combustibles, en un período en el que el consumo se destaca por sobre el resto de los meses del año. “Las estaciones blancas están completamente desabastecidas; y a esto lo habíamos anticipado porque las petroleras no están interesadas en vender”, sostuvo Gabriel Bornoroni, titular de la Federación provincial y máximo responsable del sector estacionero a nivel país.

Para el dirigente sectorial, con el precio congelado desde hace 6 meses, “las petroleras no están interesadas en vender porque no quieren hacerlo a pérdida. Y los perjudicados son los ciudadanos, pero también las pymes blancas, que son estaciones de servicio pequeñas”. El impacto alcanza a unos 120 establecimientos distribuidos en el interior provincial, con fuerte presencia en las poblaciones más pequeñas, localidades en las que las entidades de bandera no disponen de local propio.

“Hoy no están recibiendo combustibles, y si bien no venden mucho volumen por estar en el interior, son parte del sistema pyme y no pueden ser dejadas de lado”, insistió y ratificó que en las localidades más chicas “siempre hay una estación blanca”. Consultado sobre cómo actúa desde el sector empresario ante esta situación, Bornoroni destacó que ya fue planteado ante la Secretaría de Energía, incluso detallando “quiénes son los que están más comprometidos. La intención es que intervenga”.

Falta de previsión

El entrevistado fue más allá del conflicto y consideró que esta situación “podría haber sido prevista. Lo planteamos ante las autoridades apenas se inició el congelamiento, del cual estamos todos de acuerdo pero si ante ese congelamiento luego –las petroleras- no venden y se desabastece, debemos ver cómo se soluciona. Para ello se deben sentar las petroleras y el Gobierno y encontrar una salida”.

“No podemos dejar a las pymes sin trabajar, sin producto”, destacó. De igual manera, a la situación que padecen las estaciones de bandera blanca se le suma el cupo impuesto al resto. “Diciembre es uno de los meses que más se vende y no podemos estar sin producto; la gente se traslada para visitar a familiares, empiezan las fiestas. Todos los años estamos padeciendo lo mismo, sin importar el color político que gobierne; no hay ningún funcionario que venga y diga que no va a faltar producto”, remarcó.

“Sin aumento no hay inversiones”

Para Bornoroni, el congelamiento de precios impactó directamente no sólo en el cupo de abastecimiento, sino además en la falta de inversiones. “Hace 6 meses que no hay ninguna inversión. Si a un trabajador le congelan el sueldo por 6 meses, seguramente esa persona se fija qué hacer y qué no, pero está claro que hacer algo extra no lo hará. En el caso de las petroleras, o quienes extraen el petróleo, la industria se paraliza”, sentenció.

“Muchas veces escucho al secretario de Energía de que está todo fantástico, pero no es así”, dijo; y entendió que, según el informe del sector petrolero, el precio de los combustibles se encuentra un 12% por debajo de lo que está en la actualidad. “El estacionero quiere producto, y la petrolera vender ese producto sacando un margen. Según el sector, están faltando 12 puntos porcentuales para poder vender tranquilamente e invertir. Acá hay que tener en cuenta que un 20% de lo que se consume en el país es importado, y ninguna petrolera lo quiere importar, por eso se produce el desabastecimiento”, remarcó.

El entrevistado entendió que la Secretaría de Energía debe fijar una postura “para evitar el faltante de combustible”.