Villa María | estación | control | test

La estación virológica comienza a controlar con test rápidos

La duración de los controles es menor a 5 minutos. En los próximos días funcionará las 24 horas

Tras ser llevada a cabo la primera prueba piloto de la estación virológica en la ciudad, hoy comienzan a regir desde las 8 hasta las 18 los controles permanentes a los vehículos que deseen ingresar. Según confirmaron a este matutino, en los próximos días serán permanentes, las 24 horas. Los controles alcanzan hasta los cuatro minutos de duración.

Método

La prueba fue puesta en marcha luego de comprobar la eficacia de la diagramación realizada momentos antes en una reunión con las fuerzas que intervienen en el control. En este marco, el primer paso es la desviación que la Policía Caminera hace a los vehículos hacia la balanza, donde se encuentra el primer puesto de control y en el que es pedida la documentación, además, el permiso de circulación. En el caso que la persona devenga de una zona blanca, retoma la ruta, siendo un minuto el tiempo estimado en culminar la verificación de los datos. Por otro lado, si procede de Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) o lugares con contagios, deberá dirigirse al segundo puesto en el interior de la estación, donde le realizan preguntas y se toma la fiebre. En caso de haber tenido un contacto estrecho con una persona con Covid-19 o tener alta temperatura corporal, se activa el protocolo en el que es realizado el test rápido. Con el resultado, se constata la necesidad de ser trasladado al Hospital para hacer un hisopado o retornar al viaje.

Página

Por otro lado, en el proceso las personas deberán acceder a una página en la que se permite la georreferenciación con el Centro de Operaciones de Emergencia. A partir de allí, en todo su circuito dentro de la provincia el vehículo queda registrado, al igual que el itinerario de movilidad.

Trabajadores

Para finalizar, en el lugar trabajan dos personas de la Policía Caminera, el mismo número de vialidad y cuatro inspectores municipales.

Lo que se lee ahora