Internacionales | Estados Unidos | Kabul | Biden

Estados Unidos mató con un dron al sucesor de Osama bin Laden

Ayman Al-Zawahiri estaba en Kabul, pese al compromiso de los talibanes de no ofrecer refugio a Al Qaeda

Estados Unidos mató en una operación con drones en Kabul, capital de Afganistán, a Ayman al-Zawahiri, líder de Al Qaeda, según ha confirmado la Administración de Joe Biden. “La operación fue exitosa y no hubo víctimas civiles”, precisó un alto funcionario de la Casa Blanca.

Este anuncio se produce dos semanas antes de que se cumpla un año de la caótica retirada de las fuerzas estadounidenses de Afganistán, salida que permitió a los talibanes recuperar el control del país veinte años después de ser derrocados. Aquella operación fallida marcó el punto más bajo de la presidencia de Biden hasta la fecha, un golpe del que en cierto modo aún no ha conseguido levantarse en términos de reputación y de aceptación ciudadana.

Al-Zawahri asumió el liderazgo del grupo después de la muerte de Osama bin Laden —asesinado en mayo de 2011 en el norte de Pakistán por un comando especial del Ejército estadounidense-, y era uno de los terroristas más buscados por Washington desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Al-Zawahri había evitado regresar a Afganistán durante años por motivos de seguridad. Su reaparición en Kabul sugiere que los talibanes no están manteniendo su compromiso de mantener a Al Qaeda fuera del país centroasiático. Su Gobierno ha reaccionado con un comunicado que aporta nuevos detalles, aunque sin detallar las pruebas: el ataque se llevó a cabo en una casa residencial en el área de Sherpur, un céntrico barrio de alta sociedad frecuentado por funcionarios del gobierno talibán.

“Estamos ante un gran éxito de los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos. El resultado de incontables horas de recolección de inteligencia durante muchos años”, ha celebrado en declaraciones a The New York Times Mick Mulroy, exagente de la CIA. oficial y alto funcionario del Pentágono. “Probablemente creía que nunca podríamos localizarlo. Pero estaba equivocado”.

La operación supone un triunfo para Biden, que tiene los niveles de popularidad más bajos de la historia para un líder con tan poco tiempo en la Casa Blanca.

A mediados de julio Estados Unidos anunció que mató en Siria a Maher al Agal, líder del grupo Estado Islámico (EI), durante un ataque con drones, una operación que “debilitó considerablemente la capacidad” de la organización ‘para preparar, financiar y llevar a cabo operaciones en la región”, afirmó un portavoz militar estadounidense.