Villa María | Estudiantes | Festejos | pandemia

El jardín Florentino Ameghino cumple 50 años y lo celebra con la comunidad

La institución educativa con una importante matrícula de estudiantes es una de las más longevas de la ciudad. Convoca a ex estudiantes y docentes a sumarse a los festejos y dejar un mensaje que será plasmado en un libro

Se trata de una de las instituciones de mayor relevancia del barrio y que a lo largo de los años fue creciendo en matrícula y participación, generando así una importante demanda de educación inicial.

Tan es así que el jardín se trasladó a un edificio más espacioso y con posibilidad de incrementar la matrícula, que hasta ese momento era de 70 estudiantes.

Actualmente, cuenta con 153 alumnos y alumnas y desde el año 2014 se ubica en un espacio más amplio y renovado (Intendente Peña 450), que permitió que más pequeños del barrio y de la zona puedan ingresar.

“Celebramos con la infancia estos 50 años que no es menor y orgullosamente, decir que un jardín de infantes cumple 50 años de trayectoria en el desarrollo de los más pequeños, el primer eslabón del sistema educativo”, indicó Eliana Racca, directora de la institución educativa.

Los festejos comenzaron en el mes de julio, con actividades en cada sala e investigando sobre la historia del mismo, comentó en diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA Racca.

“Al principio el jardín se ubicaba en la escuela primaria, al comienzo teníamos un aula, después incorporamos otra y contábamos con dos y posteriormente, por la necesidad urgente de ampliarnos, logramos tener este fantástico edificio donde están los espacios propios para que la educación de los más pequeños se desarrolle de la mejor manera”, manifestó la directora.

Después de la pandemia

Tras dos años de pandemia y una educación presencial interrumpida debido a la situación sanitaria, hoy todos los niveles educativos retomaron al 100% las clases con participación presencial plena, “fueron dos años muy duros, faltó el contacto con los niños, en esta etapa de formación de los más pequeños, es tan necesaria la vinculación con el otro y este año fue volver a empezar. Con los niños de 4 y 5 años, fue volver a empezar con ellos en contenido, en escucharse, en comunicación, en un montón de cosas, pero estamos en camino y es la edad propicia para empezar, por eso es el nivel inicial”, reflexionó Eliana.

Sobre las mayores necesidades de los más pequeños, la docente sostuvo que demandan una escucha activa. “Los chicos necesitan que los escuchemos, comunicarse, jugar”, puntualizó y agregó:“Esto también dejó la pandemia, pero en el jardín se aprende jugando, por eso a nosotros nos viene muy bien”.

También destacó la premura de encontrarse, “todos quieren que se los escuchen ya, entiendo que pasa en todos los niveles que nos ha dejado la falta de escucha, el poder comunicarle al otro, ahora de golpe al verse todos juntos, quieren hablar todos juntos también”, explicó la docente.

En torno a las actividades con las familias y actos, la educadora remarcó que, como todas las instituciones, no pudieron concretarlas de manera presencial, pero que se trabajó en las aulas y en el ámbito del jardín.

“Se han hecho actividades pero no con convocatoria, afuera por el momento no, por las bajas temperaturas, pero se hicieron actividades adentro y sin muestras a la comunidad”, informó.

Festejos

Si bien los festejos comenzaron a realizarse desde el mes de julio y durante el año tendrán diferentes instancias para celebrar la mitad de siglo del espacio educativo, la directora del jardín de infantes comunicó que se realizará un acto formal.

“Será el 26 de agosto y todos están invitados para que nos acompañen”, dijo y añadió: “Invitamos que se sumen a quienes han sido partícipes y quienes no”.

Para contar con testimonios de ex alumnos o alumnas de la institución, poseen una cuenta en las redes sociales donde aquellas personas que pasaron por la institución y fueron estudiantes puedan dejar un mensaje en el aniversario.

“Para cada uno que ha pasado y ha dejado una huella al jardín Florentino Ameghino pueda plasmarlo ahí y traernos este recuerdo a nosotras que es tan significativo”, completó.

Además adelantó que se confeccionará un libro con las historias, la próxima semana estará a disposición, “para exalumnos, exdocentes o quienes participaron en la cooperadora y dejar un mensaje en el mismo y quedar en el recuerdo de la institución”, culminó Racca.