Villa María | eventos | restricciones | fiestas

Organizadores de eventos aseguran que por las restricciones muchos están sin trabajo

Las celebraciones de casamientos y fiestas de quince tuvieron que ser reprogramadas o se reestructuró el formato de la organización. El sector tiene incertidumbre y está desanimado por las medidas que se aplican

Durante el año 2020, los eventos quedaron totalmente suspendidos por la pandemia de Covid-19, por lo cual el sector dedicado a la organización de fiestas fue uno de los más golpeados.

Con la llegada del verano, las actividades comenzaron a habilitarse de a poco y mediante protocolos que incluían la reducción en la capacidad de asistentes al evento, medidas de distanciamiento e higiene se realizaron casamientos, cumpleaños y celebraciones.

La segunda ola de Covid-19 que atraviesa el país obligó a que el presidente Alberto Fernández tomara la decisión de aplicar nuevas restricciones para evitar la circulación y de esa manera frenar la curva de contagios.

De esta manera, nuevamente los eventos pasaron a ser otra de las tantas actividades suspendidas y reprogramadas; el sector otra vez atraviesa una situación de crisis ante la incertidumbre sobre la situación.

“Estas nuevas restricciones nos perjudicaron más de lo que nosotros creíamos porque en realidad los horarios son restringidos”, dijo Carlos Parajón, referente del rubro en la ciudad.

“La gente tenía planificados eventos para abril y mayo que tuvieron que ser suspendidos y estamos atravesando una crisis ya de un año y más; el panorama para nosotros es muy crítico y desalentador”, remarcó Parajón.

En esa línea el referente del rubro de eventos dijo que en el caso de su local, las fiestas se tratan de reprogramar, “buscamos poder persuadir al cliente de no suspender, en este caso darle algunas otras opciones, siempre y cuando estas restricciones se vayan flexibilizando vamos a tratar de resolver el problema de todos”, dijo.

Fiestas reprogramadas

Parajón explicó que todas las fiestas de abril, mayo y junio se han reprogramado o se han reestructurado de forma; “es una situación muy complicada y no hay apoyo gubernamental, no tenemos apoyo al grupo de gente que trabaja en eventos y tampoco tenemos subsidios”, señaló.

En esa línea manifestó que el sector se encuentra desanimado, “tenemos mucha incertidumbre pero estamos poniéndole el pecho a la situación, tratando de que los clientes de Villa María Fiestas se adecuen a lo que está pasando, hay que entender que esta decisión es para cuidarnos entre todos”.

Reestructuración de eventos

Ante la suspensión de eventos y la reducción de posibilidades de realización de los mismos, los organizadores buscaron alternativas para desarrollar pequeños eventos, como trasladar los cumpleaños de 15 a desayunos o hacer eventos más pequeños. “Hemos tratado de organizarnos como para que la cumpleañera de 15 ese día tenga una sorpresa cuando se despierta, con un buen desayuno y unas horas de esparcimiento al aire libre y de esa manera tener un festejo”, explicó Parajón.

“No es lo pactado inicialmente pero es lo que se puede hacer por ahora”, remarcó.

Parajón manifestó que cuando las restricciones se levanten se piensa en la posibilidad de organizar los eventos como años anteriores o el último período, donde había algunas habilitaciones más. “Los eventos se podían hacer hasta las 3 de la mañana y hacer una fiestas más normal con los protocolos que nos exigían.”

Sector paralizado

“Esto perjudica a todas las personas que estamos involucradas en la realización de un evento, desde el que saca fotografías, los que realizan la mesa dulce, los gastronómicos, las maquilladoras y peluqueras, son muchos rubros que están afectados”, dijo Carlos Parajón sobre la situación que atraviesa el sector.

En esa línea, el referente en la organización de eventos dijo que detrás de cada evento se moviliza mucha gente, “es impresionante la cantidad de personas que hoy en día están paralizadas, es una cadena que se relaciona y repercute”.

Y agregó:“las empresas de eventos hemos quedado en cero y hay que tratar urgente de tomar medidas y ver cómo nos reestructuramos porque hasta que no estemos todos vacunados no vamos a poder volver a la normalidad”, opinó.