Policiales | exjugador | manifestaciones | normativa

Desde Bouwer, declaró "Bebelo" y negó su participación en los hechos

El futbolista cordobés está imputado por amenazas, lesiones leves y robo, delitos que cuentan con diferentes agravantes. Ante la fiscal, manifestó que no estuvo en el lugar de los episodios

Milagros Gorgas, magistrada a cargo de la Fiscalía de Instrucción del Distrito II -Turno I- de Córdoba, le tomó este martes declaración indagatoria al exjugador de Boca y Talleres Emanuel “Bebelo” Reynoso, quien se presentó ante la Justicia en calidad de imputado.

El futbolista cordobés cumplió con la citación por videoconferencia desde la cárcel de Bouwer.

En la ocasión, Gorgas le leyó los hechos que se le atribuyen, la prueba en su contra y los delitos imputados, que son los siguientes: amenazas calificadas, lesiones leves reiteradas calificadas con el concurso premeditado de dos o más personas y agravadas por el uso de arma (3 hechos) y coautor de Robo calificado por la situación de infortunio particular del damnificado.

Asesorado por sus defensores, “Bebelo” declaró y respondió preguntas. Según pudo conocer este medio, negó los hechos y efectuó distintas manifestaciones. En particular, destacó que no estuvo en el lugar de los episodios denunciados.

Lo que sigue

El Ministerio Público Fiscal (MPF), tal como corresponde, continuará con la investigación y la incorporación de más pruebas, entre las que se encuentran informes técnicos sobre los elementos secuestrados (teléfonos, imágenes); y la adopción de medidas para averiguar la veracidad de los dichos del imputado.

Si bien hasta el momento la Fiscalía no logró identificar a otros partícipes de los hechos, resta analizar distintas imágenes ofrecidas a la instrucción, que podrían ser de suma importancia. Con el material, investigadores podrían practicar un examen de correspondencia analógica de rostros, el que les permitiría llegar a individualizar a los implicados.

¿”Bebelo” debe seguir detenido?

Otro aspecto importante a determinar en los próximos días será si Reynoso continuará o no detenido en el penal de Bouwer.

Cabe señalar que la normativa procesal indica que luego de la declaración existe un plazo de 10 días para resolver si el imputado recibe la prisión preventiva o si recupera la libertad (aunque “Bebelo” salga de la cárcel, la causa seguirá instruyéndose.

Para resolver estas alternativas es importante establecer si sigue siendo imprescindible que Reynoso continúe detenido. En ese sentido, la Justicia deberá valorar si la libertad constituye un riesgo para el proceso penal.

En estos días, la fiscal analizá la situación de los testigos, a los fines de procurar que no peligren sus testimonios. Asimismo, tendrá que evaluar la posibilidad de que el imputado o sus allegados puedan poner trabas a la normal continuación del proceso.

En consideración de los investigadores también está el riesgo de fuga y si existen otras medidas que puedan reemplazar el encierro.

“Todos estos puntos, junto con aquellos que específicamente fueron puestos en consideración por la defensa al momento de declarar, están ahora siendo evaluados y probablemente en el transcurso de esta semana, se tome una decisión”, expresaron fuentes judiciales.