Policiales | Ezeiza | Federal | hotel

Allanan el hotel donde se hospedan los venezolanos e iraníes del avión retenido en Ezeiza

El operativo se realizaba en el Hotel Plaza Canning Design tras una orden judicial y era encabezado por efectivos de la la Policía Federal con el apoyo de sus pares bonaerenses.

Un allanamiento se llevaba a cabo esta mañana en el Hotel Plaza Canning Design, donde se encuentran alojados los tripulantes iraníes y venezolanos que viajaban en el avión retenido en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

El operativo se realizaba tras una orden judicial y era encabezado por efectivos de la la Policía Federal con el apoyo de sus pares bonaerenses.

El procedimiento comenzó entrada la noche del lunes y se extendió durante la madrugada del martes y, durante el mismo, los agentes revisaron las habitaciones donde se alojaron los ciudadanos iraníes y venezolanos, a la vez que secuestraron teléfonos, pendrives, computadoras y documentación.

El Boeing 747-300M -matrícula YV3531- de la empresa Emtrasur se encuentra inmovilizado desde el 8 de junio, mientras se investiga las razones de su ingreso al país y el posible vínculo de sus tripulantes con grupos terroristas.

El lunes, el juez federal Federico Villena ordenó a Migraciones retener por 72 horas los pasaportes de los iraníes para que no puedan salir del país mientras avanza la investigación sobre el avión en el que viajaban 14 tripulantes venezolanos y otros 5 iraníes.

En tanto, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, confirmó en declaraciones a TN que el nombre de uno de los tripulantes coincide con el de un miembro de la Guardia Revolucionaria de Irán, estructura militar considerada por Estados Unidos como una organización terrorista. Se trata del capitán, Gholamreza Ghasemi Abbas.

Según se supo, sería accionista y miembro de la junta directiva y director ejecutivo de la aerolínea Qeshm Fars Air, utilizada por la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) para mover armas y equipamiento militar a Siria durante la guerra civil en ese país.

La aeronave ingresó a la Argentina el lunes 6 de junio procedente de México con destino Ezeiza, según los registros que se encuentran en la Justicia.

El miércoles último el avión despegó del aeropuerto internacional y, tras sobrevolar el Río de La Plata durante 20 minuto, aterrizó nuevamente en la misma terminal porque Uruguay no habilitó su aterrizaje.