Provinciales | Fabián López | energía | Nación

Energía: alertan que la Nación tiene prevista otra suba del 100% en mayo

El ministro Fabián López se preguntó: “¿No habrá llegado el momento de repensar este sendero de aumento de tarifas que se trasladan a la economía? ¿Tiene que ser tan de golpe? ¿No lo podemos hacer de forma más suave?”

Sin dejar de remarcar la preocupación por la evolución tarifaria que está planteando el gobierno nacional en materia de electricidad y gas y sus efectos, la Provincia advirtió que hasta aquí sólo se percibió una parte de todo lo dispuesto por la gestión Milei, y que en mayo habrá un nuevo salto en las facturas de luz que duplicará los montos actuales. En ese sentido, hay un eslabón que sentirá el mayor impacto: el comercio. Es que venía con un precio de la energía menor que el de la industria o los residenciales N1 (mayor poder adquisitivo) y en breve se pondrán a la par y de allí acompañarán el alza generalizada. Por lo cual, punta a punta, el aumento en términos porcentuales será mucho mayor para los negocios.

Hay algunos valores para explicar esos movimientos que resultan escalofriantes: el valor de la energía en enero era de 20.400 pesos el magavatio/hora y en febrero pasó a 44.401 pesos, eso implicó un 117% de aumento. La potencia, en tanto, pasó de 80 mil pesos el megavatio a 2.682.000 pesos, lo que da un 3.253% de incremento. En el caso del transporte eléctrico pasó de 76,8 pesos a 1.265 pesos, lo que representó un alza de 1.547%.

Son los valores que se publicaron a mediados de febrero en el Boletín Oficial, pero que fueron retroactivos al 1° de ese mes; es decir, cuando se oficializó, había parte del consumo realizado. “Son aumentos siderales de precios, especialmente en el sector comercial que es donde más está focalizado el problema. Porque los industriales, a esta tarifa de $20.400 ya la estaban pagando sin subsidio, igual que los residenciales N1. Pero los comercios venían pagando 8.706 pesos; y de ahí se les fue a 44.401 pesos. El salto fue mucho más brusco, llegó al 410%”, explicó a Puntal el ministro de Obras y Servicios Públicos, Fabián López.

En ese sentido, el funcionario remarcó: “Es un combo que terminó pegando muy duro por decisiones que nos exceden”.

Luego, López destacó que dentro del alcance de la Provincia se planteó un esquema de financiamiento en cuotas “a partir de que no se trata de una factura excepcional sino que es un nuevo escalón tarifario que vino para quedarse. Por eso, la única opción que le queda al comerciante ante esto es adecuar su estructura de costos y cambiar los precios de venta de su actividad comercial. Es trasladar la suba de costos al giro comercial. Frente a eso lo que pensamos y estaba dentro de las posibilidades fue darle tiempo para que pueda acomodarse al abrupto cambio de tarifa. Por eso se le dio 3 cuotas para que disponga de un tiempo suficiente para rearmar su nueva ecuación con este salto de costos”, explicó.

Sin embargo, López advirtió que el sendero de subas aún no concluyó y que la Nación continuará. “Hay una mala noticia adicional, porque Cammesa fija precios estacionales y en el correspondiente al período mayo-octubre se vuelve a duplicar el valor de la energía, que pasará de $44.401 a $94.405, o sea un incremento del 361% respecto a enero; y el valor de la potencia vuelve a aumentar 50% y llega a 3.562.000 el megavatio, lo que representa un 4.353% respecto a enero. Y el transporte también sube y tendrá un alza del 4.619% respecto a enero. Eso en mayo, ahora, en 45 días”, enfatizó.

No funciona hoy a nivel nacional un consejo federal de Energía en el que las provincias participen y planteen su mirada sobre la problemática, como sí existe en otras áreas de gobierno. Córdoba pidió que se restituya ese ámbito de debate federal.

Para López, “el rol de los diferentes actores alcanzados por esto es interpelar a la Nación. ¿No habrá llegado el momento de repensar este sendero de traslado de precios a la economía? ¿Tiene que ser así tan de golpe? ¿No lo podemos hacer de una manera más suave? Más en un momento de retracción de la actividad; esto va a ser muy grave, y nos va a exceder a cualquier medida que cualquier provincia pueda tomar”, explicó.

Para el ministro provincial “son aumentos brutales, sin anestesia, tan fuertes que la interpelación tiene que estar dirigida a la Nación porque se vienen meses muy complejos por delante y que van a impactar además en los índices inflacionarios. Porque el comercio lo va a trasladar a precios, ¿cómo va a absorber un 410% de aumento en la energía? Y encima en un contexto recesivo, con menor demanda. Es un escenario preocupante”, admitió el funcionario provincial.

Pero además insistió con que las provincias tienen poco por hacer; “es una decisión nacional”. Y advirtió: “Todavía no aumentó el gas, cuyo impacto también se va a sentir entre mayo y octubre. Porque una cosa es aplicar una suba fuerte del gas en verano, donde las facturas son mínimas, y otra es hacerlo con el frío encima. Creo que va a ser un escenario que deberá replantearse seriamente el Estado nacional y a quien hay que dirigir esta preocupación”.

-¿Qué le queda por hacer a la Provincia en este escenario?

-De parte de la Provincia seguiremos con esta posibilidad de financiar el pago de la nueva tarifa y siempre con la tarea de eficientizar cada vez más la prestación, pero hay que tener presente siempre que esto es una decisión del gobierno nacional para no equivocar el foco. Y con respecto a la eficiencia, Epec viene trabajando mucho. Tengamos en cuenta que si la empresa cobrara el Valor Agregado de Distribución (VAD) que cobraba en 2018 en términos reales, esto es teniendo en cuenta la inflación, hoy ese valor sería el doble que el actual. Y no lo es porque se hizo un trabajo muy fuerte en varias direcciones en la empresa.

-Con este sendero de fuertes subas, ¿siguen las inequidades con el Amba?

-Edenor y Edesur estaban beneficiadas porque no les exigían el pago a Cammesa. Decían que como la Nación no les fijaba la tarifa necesaria para poder pagar a Cammesa lo que valía la energía, no pagaban. Mientras, Epec cumplía al 100%. Es más, se endeudó en 100 millones de dólares para no dejar de pagar a Cammesa. Pero Edenor y Edesur siguieron de fiesta, durante muchísimos años. Pero la parte positiva de este momento es que les fijaron no sólo nuevo valor de la energía, sino también nuevo valor del VAD de tal forma que ahora pueden pagar a Cammesa. El resultado es que un comercio del Amba va a terminar pagando lo mismo que un comercio en Río Cuarto, por ejemplo. Por lo cual esto echa por tierra lo que siempre se cuestionó y se mencionó como “el costo Córdoba”. Quedó de manifiesto que no es tal cuando todos cumplimos con las mismas obligaciones.

López: “La Cooperativa de Huinca es de las más eficientes en electricidad”

La figura de Darío Villarruel con una carretilla repleta de billetes de $100 para pagar su factura de luz recorrió el país. Villarruel planteó además la brecha tarifaria que paga en Huinca respecto a la que pagaría si estuviera en Río Cuarto, donde presta servicio Epec. En Huinca, la distribución eléctrica la realiza la cooperativa.

Ayer, el ministro Fabián López relativizó esa brecha y para eso explicó que Epec está dividida en tres segmentos: generación, transporte y distribución. Esta última es la que brinda el servicio en muchas ciudades de Córdoba y le compra a Epec Transporte, al igual que las 204 cooperativas, y al mismo valor.

“Claro que la Epec distribuidora tiene una estructura mayor y presta mayormente el servicio en zonas urbanas importantes. La escala la hace más eficiente”, indicó el funcionario para explicar la diferencia que puede existir con las cooperativas aún partiendo del mismo costo.

“Hay cooperativas más eficientes que otras, y en particular la que salió esta semana en los medios, que fue la de Huinca, tiene valores tarifarios muy parecidos a Epec”, dijo López. Y agregó: “Se insistió mucho en cuánto iba a pagar el usuario de Huinca si hubiese estado en Río Cuarto, y la verdad que hubiese pagado muy parecido. Puede haber una diferencia de 9 o 10 por ciento”.

Pero hay otro punto: “Las cooperativas al tener menos usuarios miden todos los meses el consumo. Epec no mide todos los meses, sino que lo hace cada 60 días, lo divide en dos y lo factura. Entonces, las facturas que llegan ahora a Río Cuarto no tienen todavía pleno el consumo de febrero; en cambio la cooperativa sí, porque fue a fin de mes a medir. Por eso las facturas de Epec tiene mezclados días en los que la energía tenía un valor y días con otro valor. Eso se corregirá en la próxima factura”, indicó.