Villa María | Fábrica-militar | capitani | PRO

El PRO trató de “pseudo dirigentes” a los que insultaron a Capitani

La Juventud local del partido respaldó al legislador y apuntó contra la conducción de ATE. También justificaron los despidos: “Hasta antes de diciembre de 2015 se incorporó personal tan solo para pagar favores políticos”

El video “viral” de los insultos que recibió el legislador del PRO Darío Capitani en Buenos Aires, cuando por casualidad se cruzó con los trabajadores de la Fábrica Militar de Villa María, fue lo más comentado en el mundo de la política local en la jornada de ayer. Este medio habló con Capitani, quien dijo que hablaría en horas de la tarde, sin embargo, el partido a nivel local envió un comunicado y el legislador prefirió no hacer declaraciones.

El texto lo firmó la Juventud PRO, cuyo presidente es Matías Iturria. Allí se respalda a Capitani y se critica en duros términos a la conducción de ATE Villa María, a la que califican de “pseudo dirigentes”.

“La Juventud PRO lamenta que algunos dirigentes del gremio de ATE  -y que no son los trabajadores- hayan decidido cruzar un nuevo límite en la escalada de intolerancia y agresión tanto contra la concejal Karina Bruno como con nuestro legislador Darío Capitani”, afirman en el inicio del documento remitido a esta redacción.

Y agregan al respecto en el párrafo siguiente: “Que quienes representan gremialmente a los trabajadores -y por tanto deben velar por la convivencia, el diálogo y la seguridad de las personas- exhiban este tipo de conductas refleja una profunda anomalía institucional, y un profundo desprecio por los derechos que dicen defender”.

En este marco, aseguran que “orgullosamente” forman parte del equipo del Gobierno nacional, “quien tiene a su cargo la difícil tarea de poner la verdad sobre la mesa”. 

“Y la verdad es que hasta antes de diciembre de 2015, a pesar de tener una empresa con déficit y sin poder de comercialización interna, ni externa, se incorporó personal tan solo para pagar favores políticos”, afirmaron respecto de Fabricaciones Militares, justificando los 42 despidos.

Y además criticaron “las mezquinas actitudes” de los actores involucrados en el conflicto, “a quienes lejos de importarle  la situación de las 42 familias villamarienses, se aprovecharon de la situación para hacer politiquería”.

“Claramente, los directores de las plantas no supieron comunicar con dignidad la noticia a los trabajadores, ya que pasar una lista para que el gremio se haga cargo de leer los nombre es agudizar el dramatismo, y no habla bien de las autoridades que deberían haber sido mucho más responsables en sus acciones”.

“También -continúa el texto- están algunos personajes de los gremios, que se jactan de defender a los trabajadores repartiendo violencia, insultos y falta de respeto hacia nuestro presidente Mauricio Macri, a quien tildaron de enemigo. Difícilmente es posible creerles que buscan el diálogo. Aceptamos que todas las decisiones de nuestro Gobierno pueden ser  cuestionadas y rebatidas. Pero algunos personajes nefastos, pseudo dirigentes del gremio de  ATE, que dicen representarlo,  optaron por estigmatizar a los trabajadores y ponerle a la circunstancias una carga de violencia innecesaria”.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas