Villa María | despidos | fábrica | militar

Luis Riva descartó más despidos y negó el cierre de la Fábrica Militar

El interventor de Fabricaciones Militares dijo que “es absolutamente falso” que esté prevista la desaparición de las plantas, en referencia a la de Villa María, la de Río Tercero y la de Beltrán

El interventor de Fabricaciones Militares, Luis Riva, aseguró que “no están previstos más despidos en lo que queda del año”. Además, negó que haya intenciones de cerrar las plantas fabriles que aún se encuentran operativas. Las declaraciones las realizó al programa Pensamiento Crítico de Uniteve. 

“En el mes de diciembre se hizo un ajuste menor en todas las fábricas y un ajuste bastante más grande con el cierre de la planta de Azul”, sostuvo Riva al inicio de la entrevista. 

“Con esa situación de ajuste claramente no se llegaba a un equilibrio y estamos hablando que al equilibrio no se llega con baja de gente sino con mayores ventas, mayor producción, y también a veces es necesario ajustar el personal”, agregó acerca de los últimos movimientos de personal. 

Riva explicó además en referencia a la producción que si bien “se hizo un esfuerzo para tratar de intensificar el tema de las ventas estos meses, no se lograron todos los resultados que se querían”. Y agregó que su preocupación se concentra en “la forma de trabajar de Fabricaciones Militares”. 

“Al no ser una empresa, nunca tiene los materiales necesarios ni productos intermedios para poder vender de forma eficiente. Estamos haciendo una importante reconversión que yo creo que seguramente va a ser criticada por alguna gente como ATE pero es muy importante que Fabricaciones Militares deje de ser una dependencia del Ministerio y pase a ser una empresa del Estado”, puntualizó el interventor. 

“La policía de Córdoba no compra equipamiento de Fabricaciones”

Riva insistió en la necesidad de que el Estado apoye una reactivación de Fabricaciones Militares. Al respecto, dijo que “molesta que haya fuerzas policiales que compren chalecos y balas en el exterior o en otros lugares” y que “eso pasa incluso en Córdoba”. 

“Hoy están preocupados por las plantas de Córdoba pero la Policía de Córdoba no compra equipamiento de Fabricaciones Militares. Y muchas fuerzas policiales importan municiones de Brasil y nosotros tenemos capacidad excedente”, aseguró.

También habló de los problemas de ventas y dijo que los mismos “se deben a la estructura de Fabricaciones Militares”. 

“Hay problemas de venta no por caprichos o no ganas de vender sino por la estructura de funcionamiento que no puede hacer compras anticipadas. Estamos haciendo una reestructuración importante. En esta situación económica que hay en esta problemática de déficit tenemos que ajustar, que bajar algo el déficit. Lo estamos tratando de bajar de alguna manera y como todos estos cambio no van a moverse con rapidez, hubo que reducir algo de personal efectivamente”, dijo acerca de las bajas de diciembre y las de la última semana. 

“No pensamos hacer más reducciones a corto plazo”

En otro de los pasajes de la entrevista, el interventor afirmó que “no están previstas más bajas para lo que queda del año”. 

“Fabricaciones Militares tenía algo más de 1.400 personas. Van a quedar próximamente, algo menos de 1.200 personas y la verdad que aún ese número de 1200 es alto para la capacidad y el trabajo disponible que hay”, expresó Riva acerca de la cantidad de personal con la que cuenta actualmente. “No pensamos hacer más reducciones en el corto plazo porque pensamos que hay que expandirse trabajando y generando nuevos negocios y nueva actividad”, agregó. 

Asimismo, el responsable de Fabricaciones Militares calificó de “escandaloso” el manejo que la organización tuvo “en los últimos diez años”. Al respecto, comentó: “No es que hemos eliminado trabajo, hemos eliminado empleo, sueldos”.  

Y sostuvo que “hay plantas que hace meses que no trabajan”. “Ojalá no hubiera más bajas para el futuro, pero tiene que haber más ventas. En este escenario espero que no tengamos que hacer nuevos ajustes, no está previsto hacerlos de aquí a fin de año y espero que logremos hacer los cambios en la estructura societaria de Fabricaciones para poder vender a las fuerzas de seguridad y las policías provinciales y también esperamos que las policías provinciales sean razonables y entiendan que a igual precio o, a veces a menos precio, hay productos que podemos suministrar”, pidió. 

Riva negó el cierre de plantas

Sobre la situación vivida en la fábrica de Azul, la cual cerró, el interventor dejó en claro que las plantas que quedan no correrán la misma suerte. “Es absolutamente falso que esté previsto un cierre de las plantas. Todo lo contrario. De ninguna manera queremos que se llegue a la situación que se llegó en Azul”, sentenció Riva, quien explicó además que esa circunstancia se dio porque allí “era ya escandalosa la falta de productividad”. 

“Se estaba produciendo a menos del 10 por ciento de la capacidad. La planta de Villa María produce al 40 por ciento y ahora que se le sumó lo de Azul la planta todavía está por debajo del 50 por ciento de capacidad”, comentó. 

Septiembre: mes clave

Según el propio Riva, en septiembre se conformaría Fabricaciones Militares como una sociedad del Estado, pero sin capitales privados. “No hay ningún privado que ingresa. Hay muchos pasos en el Estado para realizar esto. La semana pasada tuvimos el acuerdo de la Procuración Nacional del Tesoro y creo que esta semana irá a Legal y Técnica de Presidencia, calculo que en septiembre tendremos la sociedad”, aseguró. 

“Esta sociedad no significa que entra ningún privado. Es ciento por ciento del Ministerio de Defensa. Es del Estado, no anónima”, se encargó de reiterar respecto a la pregunta sobre posibles empresas privadas que ingresen como parte de este nuevo esquema. 

Tras lo dicho, puntualizó que el cambio que habrá en términos legales favorecería las operaciones de Fabricaciones Militares como empresa, pudiendo tener mayores ventas. “En un Ministerio hay un presupuesto de compra, en Fabricaciones Militares no puede funcionar así, es una empresa que tiene que tener un capital de trabajo para comprar materiales, tener materia prima, estar preparados. Cuando salen compras, debe tener insumos, materias primas y productos intermedios para rápidamente proveerlas”, enfatizó.

“Nosotros, con estas policías o sectores donde no podemos vender no es que no podemos vender porque no quieren comprarnos sino porque se hacen licitaciones y procesos de compras en los cuales Fabricaciones, actuando como un organismo ministerial, no tiene la capacidad de reacción para poder comprar los insumos para proveer en tiempo”, finalizó el interventor. 

Agustina Solinas. Redacción Puntal Villa María.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas