Villa María | despidos | fábrica | militar

“Ningún país puede dejar la defensa en manos privadas”

Al finalizar la sesión, el histórico dirigente de ATE José Gorozo habló frente a los ediles y se dirigió puntualmente a la oposición: “No le pedimos otra cosa que respeto”

José “Pocho” Gorozo, histórico dirigente de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y empleado de la Fábrica Militar, habló en representación de todos los trabajadores tras la sesión de ayer y su intervención será recordada por mucho tiempo en el Concejo Deliberante por su emotividad y contundencia en la defensa de la planta fabril local, y también del resto del complejo Fabricaciones Militares.

Gorozo calmó a sus compañeros durante la sesión, en la que el blanco de las críticas y los insultos fue el bloque opositor. Al finalizar tomó la palabra y contestó uno a uno los argumentos de los opositores en general, y de la macrista Karina Bruno en particular.

“No le pedimos otra cosa que respeto”, afirmó, siempre con la voz pausada y sin levantar el tono en ningún momento. Dijo que las resoluciones que emite un Concejo Deliberante “sí sirven” y recordó que en el año 2000, cuando el Gobierno de la Alianza propuso la liquidación total de los bienes de Fabricaciones Militares, en Villa María se sancionó una declaración “para que dejaran sin efecto aquella medida”. 

Recordó el trabajo del diputado nacional radical Fernando Montoya, que apoyó el reclamo de los trabajadores y evitó el cierre. “Ningún país puede dejar la defensa nacional en manos de los privados”, enfatizó.

También rememoró que el gobierno anterior buscó convertir a Fabricaciones Militares en una Sociedad del Estado, como avanzará ahora este gobierno nacional, pero también la organización de los operarios lo impidió.

“Y también lo vinimos a pedir a este Concejo. Y de Villa María salió la ley que impidió que quedara sujeto a privatizaciones, norma que fue aprobada por unanimidad, incluidos los del PRO”.

Contra Bruno

En su alocución, seguida casi en silencio por todos los presentes, le dijo a Bruno que le extrañaba su postura en contra de los trabajadores del Estado. “Vos sos docente de la Universidad Nacional de Villa María, sos trabajadora del Estado. Me extraña que un propio trabajador del Estado ataque a sus propios compañeros. Podría decir que no me extraña, pero no voy a entrar en esa cuestión ideológica que nos quieren meter”.

Gorozo habló de una “persecución de terror” contra los trabajadores estatales, y le pidió a los concejales opositores “que hay que tener cuidado cuando ‘se bancan’ medidas de este tipo, porque lo que estamos produciendo día a día es más miseria”.

El dirigente pidió en varias oportunidades “respeto” por los trabajadores que pasaron por la Fábrica Militar y por los que se desempeñan en la actualidad. “Ningún chico se merece el destrato, el daño psicológico que les produjeron y nos produjeron durante los últimos dos despidos. Que pidiéramos conocer quiénes quedaríamos afuera, ¿Cuándo se vio eso? -se preguntó-. Pero aparte, leímos la lista nosotros de los propios compañeros que se quedaban afuera. Por eso les pido más respeto”.

Martín Alanis.  Redacción Puntal Villa María.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas