Villa María | familias | beneficio | estado

Unas 3.500 familias reciben algún beneficio del Estado

La Secretaría de Inclusión y Territorio de la Municipalidad de Villa María dio a conocer esta semana un informe sobre la situación social de los sectores más postergados de la comunidad villamariense.

En el documento se da cuenta de que unas 3.500 familias/hogares en todos los barrios de la ciudad (incluyendo el Centro en todos sus cuadrantes) reciben algún beneficio del Estado. Por ejemplo, Asignación Universal por Hijo (AUH), pensión o jubilación, tarjeta Alimentar, módulo alimentario (sea común, para diabéticos y/o celíacos), módulo de carne, garrafa social, leche, bolsón de verduras y Tarjeta Social de la provincia de Córdoba.

“Hemos determinado un conjunto de familias en situación extrema de vulnerabilidad de derechos básicos, que por diferentes motivos están fuera de cualquiera de las prestaciones del Estado nacional y/o provincial. Por lo general hogares unipersonales, masculinos-ancianos, población trans o familias extendidas de muchos miembros que perciben algún beneficio pero su número de integrantes hace que lo percibido sea sumamente escaso; o, por último, familias inscriptas en condiciones territoriales de extrema precariedad, tales como las que viven en la ribera del río en barrio Villa del Sur, en un asentamiento en Las Acacias, asentamientos en Las Playas y viviendas precarias en San Martín Norte y otros barrios de la ciudad”, se explica en el texto. Unas 300 familias viven en extrema situación de vulnerabilidad de derechos básicos.

Por otro lado, se precisó que la mencionada secretaría asiste a un conjunto de familias en situación de alta vulneración, “que, si bien reciben prestaciones del Estado nacional y/o provincial, por sus características sociodemográficas requieren asistencia del Estado municipal”.

Y agregan: “Por lo general, familias extendidas, o con miembros con alguna discapacidad o enfermedades crónicas, con mujeres como jefas de hogar imposibilitadas de trabajar por realizar tareas de cuidado de sus hijos, etc., configurando un universo de aproximadamente 2.000 familias/hogares en todos los barrios incluyendo el Centro en todos sus cuadrantes”.

Por último, el informe señala que existe un universo de 1.200 familias/hogares que requieren asistencia estatal municipal, “aunque esta no es permanente ni estructural”.

“En la actual situación de confinamiento este número se incrementa día a día toda vez que la reducción del trabajo informal es casi del ciento por ciento generando que los ingresos derivados de esas tareas hayan prácticamente desaparecido. Aquí hemos trabajado asesorando en la inscripción en el Ingreso Familiar Extraordinario y con ayuda alimentaria”, remarcaron.