Nacionales | FBI | piloto | hezbollah

Según el FBI, el piloto iraní del avión retenido en Ezeiza es un terrorista

Con esa información, el juez Villena podrá avanzar con una imputación formal contra Gholamreza Ghasemi, ya que -de acuerdo a las pruebas que llegaron desde Washington- pertenece a la Guardia Revolucionaria Islámica

El juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, que entiende en la causa por el avión de matrícula venezolana retenido en Ezeiza, recibió un informe del FBI sobre los antecedentes y las vinculaciones que esa agencia estadounidense le asigna al piloto, Gholamreza Ghasemi, y lo describe como un terrorista que pertenece a la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.

Fuentes con acceso a la investigación confirmaron a Télam que Villena recibió en las últimas horas un dossier de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, en el que se señala el supuesto vínculo de Gholamreza Ghasemi, el piloto de la aeronave, con la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC-QF) y Hezbollah del Líbano.

Según fuentes consultadas por La Nación, se trata de la constatación entre las huellas dactilares y la identidad de la persona sacada de sus bases de terrorismo internacional.

Distintas hipótesis

El informe aportado por el FBI constituye un elemento que permite a los investigadores afinar distintas hipótesis pero no los habilita aún a definir ninguna imputación puntual, según señalaron a Télam fuentes que siguen el caso.

Los mismos portavoces indicaron que se trata de un elemento que permite avanzar sobre la hipótesis de que uno o varios de los tripulantes del avión hubieran llegado a la Argentina con objetivos distintos al transporte de autopartes que declararon ante los organismos de control.

Según La Nación, el FBI afirmó que la empresa aérea de Ghasemi, Qeshm Fars Air, tuvo “participación directa” en distintas actividades terroristas, lo que complica su situación judicial en la Argentina. Tras este informe, Villena -que solo retuvo su pasaporte- podría eventualmente imputarlo por intento de espionaje u otro delito.

Según indicaron, Qeshm Fars Air opera vuelos entre Irán y Siria de forma regular como parte “de los esfuerzos realizados por Irán y la Fuerza Quds para equipar a Hezbollah con armas, componentes militares avanzados y las armas están siendo contrabandeadas desde Irán a Hezbollah en el Líbano utilizando vuelos civiles de Teherán a Damasco”.

La Guardia Revolucionaria Iraní y la organización terrorista Hezbollah están acusados de volar la sede de la Amia, el 18 de julio de 1994. Allí murieron 86 personas y fueron heridas más de 300.

“Gholamreza Ghasemi es CEO y miembro del Consejo de Administración de Fars Air Qeshm. Además de su posición, Ghasemi también es piloto”, advierte el documento. Y añade: “Fars Air Qeshm fue señalada por el Tesoro de los Estados Unidos en 2019 debido a su participación directa en la actividad terrorista y la asistencia que proporciona a la Fuerza Quds y a la aerolínea iraní Mahan Air, que han sido señaladas como entidades terroristas”.

El FBI asegura que Gholamreza Ghasemi fue sancionado por el Tesoro de los Estados Unidos en 2019 debido a su participación directa en la actividad terrorista y la asistencia que proporciona a las Fuerzas Quds y la aerolínea iraní Mahan Air, que han sido designadas como entidades terroristas.

Fars Air Qeshm, del cual Ghasemi es su CEO, opera vuelos de carga bajo cobertura civil para las Fuerzas Qods y el IRGC, y los utiliza para contrabandear armas y equipos sensibles de Irán a Siria, entre otras cosas. Esta actividad es parte de los esfuerzos de Irán para establecer presencia militar en todo el mundo.

Devolverían celulares a los venezolanos

En tanto, una de las próximas medidas procesales del juez Villena será devolver los teléfonos celulares que habían sido confiscados a los 14 tripulantes venezolanos que aún se encuentran en Argentina con la salida del país prohibida, anticiparon a Télam fuentes al tanto de la investigación.

"En las próximas horas se devolverían los celulares, y el juzgado y las fiscalías trabajan en afinar de alguna forma el análisis de la información para hacer su presentación", indicaron a esta agencia fuentes judiciales.

Fue un pedido que le hicieron al juez Villena y al cual la fiscal Cecilia Incardona no se opuso, en tanto ya estuviera completa la extracción de la información.

El avión de la empresa Emtrasur, que tiene matrícula venezolana, llegó al aeropuerto de Ezeiza el lunes de la semana pasada y se encuentra bajo custodia judicial.