Provinciales | Fedecom | rubros | comercios

Ya se cerraron 20 mil comercios por la pandemia en la provincia

Entre 2020 y lo que va de 2021, quedó en el camino el 17 por ciento de los 120 mil negocios que tenía Córdoba. Desde Fedecom señalan que no hubo acompañamiento suficiente y que la presión fiscal sigue siendo muy alta

Desde el inicio de la pandemia, en marzo del año pasado, Córdoba presenció el cierre de 20 mil comercios en todo el territorio provincial. El dato surge del relevamiento que en los últimos dos años realizó Fedecom (Federación de Comercio de Córdoba), que determinó que el 10 por ciento de los negocios cerró en el catastrófico 2020 y que un 7 por ciento adicional lo hizo en el primer semestre de 2021.

Si se tiene en cuenta que al inicio de la pandemia había 120 mil negocios declarados en la provincia, la cantidad de comercios cerrados por efecto de la crisis, la restricciones y la retracción de las ventas supera los 20 mil.

Javier Damiano, vicepresidente primero de Fedecom, señaló que el sector nunca padeció una situación tal límite como la actual.

“Nunca nos había pasado:la situación del comercio es muy compleja y angustiante en algunos casos. Basta con salir al centro de cualquier ciudad de la provincia y en cada cuadra hay uno, dos o tres locales cerrados. Esa es la situación que se está viviendo”, manifestó Damiano.

Aunque aclaró que hay diferencias regionales importantes. Por ejemplo, los distritos donde es más trascendente económicamente el sector agropecuario (Río Cuarto, Villa María, Bell Ville) tienen un impacto alto pero no de la magnitud que se padece en la zona este o noreste de Córdoba, que vive casi exclusivamente del turismo.

“Hay rubros como el hotelero, el gastronómico, que están padeciendo muy fuerte esta situación. Aunque también estamos viendo que hay rubros que están en una situación mejor y que están trabajando: por ejemplo, todo lo relacionado con materiales de construcción, materiales eléctricos y pinturerías están queriendo asomar la cabeza”, indicó el vicepresidente primero de Fedecom.

En su edición de ayer, este diario publicó el relevamiento que la federación realizó de los primeros seis meses del año. En ese período cerró el 7 por ciento de los comercios cordobeses. Pero a eso hay que agregarle lo que ocurrió en 2020, con un 10 por ciento más de negocios que debieron bajar las persianas.

Traslados

“En algunos casos no cerraron pero debieron trasladarse a los barrios donde, tal vez, los gastos, sobre todo el alquiler, son menos elevados”, precisó Damiano.

El directivo de Fedecom manifestó que los cierres no solamente están motivados por la coyuntura y la imposibilidad de afrontar los costos sino, además, por la incertidumbre temporal sobre cuándo podrá volver la actividad normal.

“El año pasado debieron cerrar todos los rubros y después se fue reabriendo. Este año hubo restricciones que duraron menos días para algunos rubros pero a otros directamente no se les dio la posibilidad de poder abrir en horarios normales. Un restaurante no puede cerrar a las 7 de la tarde; es muy difícil de sostener. Por eso muchos han quedado en el camino; no se han podido reconvertir o no han tenido la asistencia suficiente de parte del Estado, que es el que les hace cerrar las puertas. Además, la presión impositiva sigue siendo exactamente la misma y, además, hay una falta notoria de dinero en el bolsillo del consumidor. Es muy difícil hacerlo salir del gasto de alimentos y bebidas”.