Policiales | femicidios | informe | reflexion

Femicidios: la mayor cantidad de víctimas tenía entre 21 y 50 años

De acuerdo con el estudio, que tomó el período comprendido entre 2013 y 2017 en la provincia de Córdoba, se contabilizaron 93 casos que, como consecuencia, dejaron huérfanos a la misma cantidad de pequeños

A partir de un informe realizado por el Centro de de Estudios y Proyectos Judiciales del Tribunal Superior de Justicia, se pudo conocer que la mayor cantidad de víctimas de femicidios tiene entre 21 y 50 años.

Asimismo es importante señalar que el estudio se enfocó en el periódo que va desde el 1 de enero de 2013 hasta el último día de diciembre de 2017 y que trabajó sobre lo ocurrido al respecto en la provincia de Córdoba.

En este sentido, el análisis permitió conocer que se contabilizaron 93 casos que, a la vez, dejaron a la misma cantidad de niños huérfanos. Seguidamente, de ese total de casos, las personas asesinadas fueron 92 del género femenino, una del masculino (artículo 80 inc. 12 del Código Penal) y una transexual.

Es oportuno recordar que, como señala el informe, en el marco de la “Declaración sobre el Femicidio” del año 2008, se definió al Femicidio como “la muerte violenta de mujeres por razones de género, ya sea que tenga lugar dentro de la familia, unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal; en la comunidad, por parte de cualquier persona, o que sea perpetrada o tolerada por el Estado y sus agentes, por acción u omisión”. Es decir, aunque haya, por ejemplo, una relación informal o poco duradera, este tipo de violencia existe de la misma manera.

Las edades de las víctimas

Como se precisó al inicio, gran parte de las personas asesinadas tenían entre 21 y 50 años, de lo que se desprende que la edad promedio es de 36. 

De igual forma, no es menor detallar que, mientras las víctimas de entre 21 y 50 años fueron 74, aquellas que tenían entre 51 y los 60 fueorn 6. Seguidamente, mientras hubo una víctima menor de 16, las que forman parte del margen que va desde los 16 a los 20, fueron 9. Finalmente, las mayores de 60, ascienden a 4.

Los victimarios

En este punto, sucede lo mismo que en el caso anterior. La mayor cantidad de victimarios también tiene entre 21 y 50 años. Sin embargo, en esta ocasión, a edad promedio se ubica en los 41 años.

De esta manera, los que se encuadran en el rango comprendido entre los 21 y los 50 años, mataron a un total de 84 personas. Por otro lado, aquellos que forman parte de las edades que van de los 16 a los 20, ocasionaron la muerte de una. Por último, los mayores de 60, terminaron con la vida de 8.

Vínculo de víctimas y victimarios

En primer lugar es necesario referir a una aclaración que aparece en el estudio. Al respecto, cuando se habla de la noción de pareja o expareja, se hace alusión a situaciones como las siguientes: matrimonio, concubinato, conviviente o noviazgo (vigentes al momento del hecho o con una separación previa).

Así, se puede dar lugar a las cifras que muestran que, aproximadamente, en el 86 por ciento de los casos existía una relación previa de pareja o expareja entre la víctima del Femicidio y el victimario —51 por ciento en casos de parejas y un 35 en los de exparejas—.

Por otro lado, el 2 por ciento está representado por victimarios que eran hijos y el 9 por ciento por aquellos que eran conocidos. Asimismo, sólo el 1 por ciento está formado por familiares y extraños.

Instrumentos utilizados

De acuerdo al informe, en el 46 por ciento de los femicidios se utilizó un arma blanca, mientras que en el 32 se usó un arma de fuego. En el restante 22 por ciento, la muerte se produjo por golpes o estrangulamiento.

En el análisis también se advierte que a partir de la vinculación entre el arma utilizada y la relación afectiva previa existentre entre los involucrados, el 48 por ciento de las víctimas que fueron asesinados con arma de fuego convivían con el victimario. 

En tanto, teniendo en cuenta la variable relacionada con la convivencia, el 37 por ciento fue asesinada con arma blanca y el 13 tuvieron un desenlace fatal por ser golpeadas o estranguladas por los victimarios.



Fueron 5 los femicidios en la ciudad

Del estudio se desprende, también, información relacionada con las localidades en las que ocurrieron los trágicos episodios. En este sentido, mientras que en Villa María fueron 5 los femicidios, en Villa Nueva se contabilizaron 2.

Memoria colectiva

El año pasado, siete mujeres fueron asesinadas por hombres en el Departamento San Martín. Tan sólo el hecho de articular la frase mencionada muestra una realidad mancillada, y cada vez más, por una problemática que tiene su origen en un conjunto de prácticas que se puede advertir en cualquier ámbito y que forma parte del repertorio patriarcal.

 Y de esas siete víctimas, genera aún más pesar el hecho de saber que seis de las mujeres fueron ultimadas en Villa María y Villa Nueva. María Luján Aguilera, Alicia Coppa, Tamara Alejandra Córdoba, Olga Inés Moyano, Mercedes Barcelona y María Gracia Picco son los nombres que aún permanecen y que impulsan las luchas de diferentes colectivos.

Todavía más triste es saber que en el Departamento San Martín tamfue el escenario del femicidio de la víctima con la menor de edad de la provincia: en Tío Pujio, Luna Viera de solamente 5 años, fue asesinada.

Otras localidades

En primer lugar es imprescindible señalar que en la capital cordobesa, en el período comprendido entre 2013 y 2017, se registraron 24 femicidios.

Por otra parte, en Río Cuarto se contabilizaron 6, al igual que en Cruz del Eje, y Carlos Paz, Jesús María, Capilla del Monte y Alta Gracia se computaron 2 (en cada ciudad).

Asimismo, en Tío Pujio, Bell Ville, General Cabrera, Los Surgentes y Ucacha, hubo un caso.

Reflexión

El lunes se desarrolló la movilización “Ni Una Menos” que, precisamente, se gestó allá por 2015, a raíz del femicidio de Chiara Páez, la adolescente de 14 años, que fue asesinada por su novio.

Y esa marcha simboliza a todos los gritos que no sólo fueron acallados sino que, incluso, en tantas ocasiones, no fueron ni podrán ser oídos. Y es por eso que algunos se ven incomodados: porque son el síntoma de una sociedad que necesita ser deconstruida.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas