Regionales | ferrer | Medida | Río Tercero

Río Tercero: restringen la circulación por 14 días y habrá más control policial

La medida se extenderá entre la 1 y las 7 de la mañana. Tras el anuncio, el intendente Ferrer recibió el apoyo de la Provincia, que dispondrá de más personal. Procuran desalentar las juntadas. La ciudad reportó 457 casos anoche

Ante el preocupante aumento de contagios en Río Tercero, la Municipalidad dispuso restringir la circulación nocturna en la ciudad desde hoy y por los próximos 14 días.

Así lo confirmó a Puntal el intendente Marcos Ferrer, quien precisó que la medida apunta a reducir al mínimo el movimiento de vecinos entre la una y las siete de la mañana, “salvo personal esencial” o aquel ciudadano que por razones de salud deba acercarse a una farmacia o centro asistencial. Asimismo, se contemplará el caso de vecinos que deben circular por razones laborales en horarios de madrugada.

De este modo se procura evitar aglomeración de gente y, particularmente, desalentar las juntadas masivas que se venían dando en la ciudad.

"Necesitamos la colaboración de todos los sectores para hacer efectivas las medidas sanitarias que, aunque transitorias, deben tener la máxima legitimidad posible. Como desde el inicio de la pandemia, seguimos pidiendo a los vecinos compromiso individual y responsabilidad social", aseguró el intendente Marcos Ferrer.

La ciudad de Río Tercero (Tercero Arriba) está bajo la lupa de las autoridades nacionales y provinciales ya que registra los índices más elevados de contagios.

Durante la conferencia de ayer, Ferrer también había solicitado el apoyo de la Policía y la Justicia para llevar a cabo los controles.

Y la respuesta llegó de parte del ministro de Seguridad de la Provincia, Alfonso Mosquera, quien le expresó su apoyo y colaboración para intensificar los controles durante esas horas de restricción.

“Me dijo que tenía instrucciones del gobernador Schiaretti de hacer un fuerte soporte sobre la medida que hemos implementado”, comentó a Puntal.

Junto con el director de las Departamentales Sur se articularán las acciones a llevar adelante, para fortalecer la fuerza de seguridad de Río Tercero y hacer un control efectivo de la medida aplicada.

“Nosotros entendemos que es la medida más lógica, porque no sirve de nada abordar este tema por actividad. Es decir, suspender algunas actividades determinadas, porque la verdad es que lo que necesitamos es terminar con las reuniones clandestinas y sociales que están fuera de norma. Y la única forma de tener un control más sencillo de ello es que la gente no circule. Y de detectar a personas circulando fuera de los parámetros permitidos, podemos intervenir”.

Ferrer confía que esta medida va a tener impacto sobre la curva de casos que están ocurriendo en la ciudad.

Sobre las causas que habrían generado este rebrote de casos, el intendente consideró que son varios los factores.

“Hay un relajamiento de la población en cuanto a las medidas de bioseguridad que todos conocemos. Con naturalidad cada uno cuando se reúne con amigos y familia se saca el barbijo y pasa dos o tres horas. Sabemos que son los ámbitos donde más se producen los contagios. Por eso creemos que la única forma de evitar que esto ocurra es tratando de limitar la circulación en primera instancia, y luego vienen cuestiones más estrictas”.

Ayer la ciudad confirmó otros 59 positivos, y la cifra de casos activos ya trepa a los 457. Extreman las medidas de control.

Ferrer dijo finalmente que esperan que Río Tercero pueda seguir con una “vida prácticamente normal durante el día y en la noche reducir la circulación y evitar todas las reuniones sociales”.

Laboulaye

También en Laboulaye, la Municipalidad restringió desde hoy la circulación de personase entre la cero hora y las seis de la mañana, de domingos a jueves. En tanto, viernes y sábado, de una a seis de mañana.

Quedan además “prohibidas las reuniones en espacios públicos como plazas, lagos y parques”.

Tras el operativo de testeos del domingo, Laboulaye volvió a superar los 100 casos positivos, generando preocupación y malestar en las autoridades.