Policiales | fiesta | personas | Arroyo Cabral

La Policía pasó por el quincho de un club y dio con una clandestina

Ocurrió ayer a la madrugada en las instalaciones del verde cabralense, donde había unas 25 personas reunidas sin cumplir protocolos. Durante la misma noche, uniformados desactivaron otra fiesta en La Reserva, en Villa Nueva

Cuesta encontrar un fin de semana sin operativos policiales por fiestas clandestinas en Villa María y la región.

Este domingo, a primeras horas, personal de la Departamental General San Martín procedió a la desactivación de dos reuniones de jóvenes, una en Arroyo Cabral y otra en Villa Nueva.

En la primera de las citadas localidades, el evento se llevó a cabo particularmente en el quincho del popular Club Atlético y Biblioteca Rivadavia, donde según se detalló había unas 25 personas.

En el lugar, uniformados se entrevistaron con el supuesto organizador de la juntada, un joven de apenas 20 años.

El sujeto no pudo explicar el porqué de la reunión, y la Policía dio lugar a la intervención de la Fiscalía de Instrucción de Primer Turno, a cargo de Silvia Maldonado, quien ordenó la inmediata desactivación de la fiesta, y la posterior infracción por violar el artículo 205 del Código Penal, que prohíbe la celebración de este tipo de eventos, aduciendo que puede favorecer la propagación de una pandemia, en este caso la de Covid-19.

Otra vez en barrio La Reserva

Efectivos de la fuerza regional volvieron a visitar el barrio villanovense La Reserva por una fiesta no autorizada.

Otra vez y al igual que la semana pasada, dicha zona residencial fue epicentro de una juntada no autorizada.

En la madrugada de este domingo, la Policía se apersonó en un domicilio emplazado en Avenida Los Lirios, donde había 13 personas divirtiéndose.

Al igual que en el caso anterior, la magistrada interviniente pidió dar fin a la reunión, y además, imputar al organizador, un joven de 21 años, quien se domiciliaba en dicha vivienda.

Cabe señalar que, durante la semana, y por orden de la Fiscalía de René Bosio, se procedió a la imputación de un vecino de dicho sector villanovense por celebrar una fiesta de disfraces, evento que motivó a una investigación de oficio.