Deportes | fiestas clandestinas | aire libre | contagios

"Es una gran incoherencia"

Diego Valle sostuvo: "Pensé que iban a acertar y a disminuir las incoherencias, pero no es así. El lunes habilitaron para entrenar. En el club no hubo casos por el fútbol. Si la situación es crítica, cerremos todo"

Diego Valle recibió al mediodía la noticia de las nuevas disposiciones provinciales en el marco de la pandemia, mientras organizaba la práctica de Asociación Española.

“No puedo creerlo. Es una gran incoherencia. Pensé que iban a acertar y a disminuir las incoherencias, pero no es así. Me equivoqué”, fue lo primero que disparó.

Es que el técnico de la Primera y coordinador del fútbol de Asociación Española se había mostrado feliz en el inicio de la semana por la habilitación para entrenamientos. “El lunes nadie pensaba que iban a habilitar para las competencias deportivas, pero sí para continuar entrenando a la espera de poder reanudar el campeonato de la Liga”, sintetizó Valle.

Ayer los “gallegos” entrenaron en “El Prado”, mientras que también Argentino lo hizo en su predio de barrio Nicolás Avellaneda. Coincidieron: “Somos respetuosos de las medidas, pero no compartimos el criterio. No hay criterio ni argumentos valederos para cerrar otra vez a los clubes”.

“Les rompieron la ilusión”

Alexis Zegatti, inserto en la práctica de las divisiones inferiores de Argentino, lanzó la frase dolorosa: “Les rompieron la ilusión a los chicos. Espero que sea el último corte y que avance la vacunación rápido. Todos consideramos que, si habilitaron para entrenar el lunes, el viernes se iba a mantener esa decisión. No hubo ningún jugador contagiado en Argentino y no cambió la situación esta semana”.

Diego Valle en Asociación Española parecía estar escuchándolo al remarcar: “No hubo ni un caso de Covid-19 por el fútbol. En el club tuvimos más precauciones que las que indica el protocolo. A los chicos que fueron contacto estrecho se los aisló. Pero, además, separamos a dos pibes que participaron de fiestas clandestinas para que todos entiendan el mensaje”.

Estimó que “ahora les cierran el club. Esos chicos van a jugar en la calle, en la esquina, sin cuidados, sin ningún profesor a cargo y se juntarán con amigos en barras”.

Comentó que “cierran las puertas de los lugares donde se hacen actividades físicas. ¿Cómo hacen los hipertensos, los diabéticos, los obesos, las personas con comorbilidades en tratamientos?”.

Señaló: “Evidentemente a los que más peso tienen y ponen el grito en el cielo o tienen más llegada al poder los dejan abierto. Si la situación es crítica, cierren todo. De lo contrario, no entiendo cómo no se puede ir a un gimnasio o a entrenar al club y sí a un café”.

Sin fútbol y gimnasios, menos salud

Diego Valle forma parte de la Cámara de Gimnasios de la Provincia. Al respecto dijo: “Es muy difícil mantener los gimnasios. Es tan difícil como decirle a un jugador que volvemos a entrenar, que acomode sus horarios, y volver a practicar sabiendo que no juega”.

Estimó que “la mitad del plantel superior acomodó las horas, porque el resto trabaja y no podía hacerlo antes de las 20”.

Mencionó que “todo lo desarrollado en el año se tira en estos 15 días. La ilusión de un deportista recibió un palazo en la cabeza”.

Afirma que “el entrenamiento es básico para un deportista, aun sin el entusiasmo por no competir”.

Agregó: “Los chicos me decían hoy: ‘No volvemos hasta que termine el invierno’. En cada práctica nuestro desafío era desviarlos de ese pensamiento, apostado a la faz recreativa, la competencia de penales, fútbol-tenis, o actividades en equipo para mantener el espíritu de competencia, de no olvidarse del grupo, del sentido de pertenencia por su club”.

Explicó que “primero te paran el torneo, después te restringen el horario y ahora te impiden entrenar. Así es muy duro y complicado”.

“Cierran escuelas y deportes”

Diego Valle afirmó: “Somos respetuosos de la salud y cumplir el protocolo fue clave para no tener casos. Por contactos estrechos hubo pibes que se contagiaron, pero no contagiaron a nadie del grupo de jugadores del club”.

Explicó que, “manteniendo la distancia, al aire libre, el riesgo en el fútbol es mínimo”.

Destacó: “El tema del cierre de los gimnasios va a estallar. La necesidad de funcionar es la misma que el fútbol, pero el costo es grande. No necesitamos un subsidio de 30 mil pesos, que no nos alcanza ni para pagar los impuestos. Necesitamos trabajar y mejorar la salud”.

“Está al salir la ley sobre centros promotores de la salud para gimnasios y natatorios. ¿No saben que las comorbilidades se trabajan en los gimnasios? Si les cierran esa puerta a los obesos, diabéticos, hipertensos en tratamiento, es porque no les importa la salud”, enfatizó.

Por último dijo: “Si hay que hacer un esfuerzo ante una situación crítica, los gimnasios y los clubes no dudaron en cerrar. Pero cerremos todos. Si el deporte es salud, ¿por qué cierran los clubes y no los bares? ¿Los contagios se disparan por el deporte y la escuela?”.