Río Cuarto | fiestas | personas | municipal

Preocupación por la continuidad de las reuniones ilegales en el interior de la provincia

En los primeros dos días del año, se desarticularon alrededor de 35 fiestas no permitidas en el territorio cordobés. En un encuentro en Villa del Dique, se contabilizó la participación de 400 personas.

En diversas localidades de Córdoba, la policía provincial debió intervenir en otras cuatro fiestas clandestinas. Estos procedimientos se llevaron a cabo un día después de que otras 31 reuniones ilegales fueran detectadas y desarticuladas -en la noche de Año Nuevo-.

Uno de los encuentros más concurridos, de los que fueron desactivados durante la madrugada del sábado, tuvo lugar en el Camping Municipal de Villa del Dique. Allí, efectivos policiales advirtieron la presencia de unas 400 personas.

Otro de los procedimientos se llevó a cabo en la localidad de Bialet Masse, más precisamente en el complejo de cabañas El Faro de barrio Mirador del Lago. En dicho lugar, se detectaron más de 130 personas que participaban de una fiesta no autorizada. Desde la Fiscalía de Cosquín ordenaron trasladar a los responsables del evento a la comisaría local.

Por otro lado, el salón del Hotel Soho de Villa Carlos Paz también fue desalojado, ya que se constató la realización de un encuentro, en el que no se respetaba el distanciamiento social ni las normas de bioseguridad.

Mientras, en Saldán, debieron desactivar una fiesta que se realizaba en un domicilio particular de calle Eva Perón al 200, donde se constató la presencia de un numeroso grupo de personas. Según consignó el diario La Voz, de inmediato se desconcentraron sin inconvenientes.

Vale señalar que esto sucede tras la celebración de Año Nuevo. La Policía informó que, en la madrugada del viernes, se desactivaron fiestas que no estaban habilitadas en Vicuña Mackenna, Alpa Corral, Achiras, Alcira Gigena, Adelia María, Coronel Baigorria y Berrotarán. También ocurrió lo propio en Villa María.

Luego de las intervenciones propiamente dichas, se produjeron las desconcentraciones respectivas, sin ningún tipo de resistencia.

Por ejemplo, en una fiesta en Hernando, había unos 120 jóvenes y no cumplían con las medidas sanitarias.

En Villa María, se desarticularon seis fiestas, dos de ellas con 200 participantes -cada una-.

Al mismo tiempo, se secuestraron bebidas, heladeras y hasta equipos de sonido.

En tanto, en las sierras de Córdoba, se desactivó otra fiesta con más de 300 personas, en Villa Ciudad de América.

26 fiestas clandestinas en lo que va del 2021 en Mar del Plata

El municipio bonaerense de General Pueyrredón desactivó otras seis fiestas clandestinas en las últimas horas, llegando a contabilizar 26 en lo que va del 2021. Esto se da mientras persiste una importante alza en los contagios de coronavirus en Mar del Plata.

Se recibieron 15 denuncias, de las cuales 6 fueron eventos ilegales desactivados por personal de la Secretaría de Seguridad municipal, junto a la Subsecretaría de Inspección General.

En los lugares donde se intervino, los inspectores destacaron la presencia de más de 1500 personas, en una fiesta que se iba a desarrollar en la playa pública de un balneario del sur, donde los participantes "consumían alcohol y no respetaban medidas de distanciamiento social", según aseguraron las autoridades.

Durante dos horas, personal municipal y efectivos policiales debieron permanecer en el lugar, hasta constatar que los asistentes apagaran los amplificadores y retiraran las bebidas alcohólicas.

Desde la secretaría de Seguridad recordaron que “por ordenanza, está prohibido el consumo de alcohol y la amplificación de sonido en las playas” y asimismo “en el marco de la pandemia, no se puede bailar y es necesario mantener el distanciamiento".

Además, hubo operativos por fiestas ilegales en viviendas ubicadas en Urquiza al 3400, Patricio Peralta Ramos al 5500, en Rodolfo Walsh y Jevet y en Bernardo de Irigoyen al 3500.