Deportes | final | Schwartzman | Roland Garros

Podoroska y Schwartzman, pequeños gigantes

Mantuvieron su buen nivel, ganaron sus partidos correspondientes a los octavos de final de Roland Garros y van por su mejor rendimiento histórico en el último Grand Slam de tenis de la temporada

La rosarina Nadia Podoroska y el porteño Diego Schwartzman, ambos apodados "Peque" por sus bajas estaturas, lograron ayer dar un paso más en su inolvidable camino en Roland Garros al acceder a los cuartos de final, y mantienen encendida la esperanza argentina en el certamen.

Podoroska, la primera argentina en octavos de final en nueve años, se impuso en la cancha "Simonne Mathieu", la tercera en importancia del complejo ubicado en el barrio parisino de Bois de Boulogne, en una remontada espectacular ante la checa Barbora Krejcíkova con parciales de 2-6, 6-2 y 6-3,.

La rosarina, de 23 años, actual 131 del ranking mundial pero que ya aseguró su presencia entre las 70 mejores de la WTA, batalló durante poco más de dos horas para lograr su séptimo triunfo consecutivo en el polvo de ladrillo parisino, ya que los primeros tres fueron en la clasificación al cuadro principal.

Podoroska, campeona panamericana en Lima y representante de la Argentina en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio, espera en cuartos de final a la ucraniana Elina Svitolina (6°), que se impuso a la francesa Caroline García por 6-1 y 6-3.

El gran momento de la rosarina se explica, no sólo por su juego, sino también por sus números: son 12 triunfos consecutivos (récord 40-6 en 2020), llegar a ser Top 70 le asegura jugar todos los WTA International que requiera.

En el partido de ayer, ante Krejcíkova, le costó encontrar el ritmo y por eso cedió el primer parcial, aunque luego supo reposicionarse en el court para cambiar su estrategia y lograr la victoria.

La clave pasó por aprovechar las alternancias en el dominio, donde desde el fondo de la cancha intentó alternar la velocidad de la pelota y mover a su rival, que aumentó considerablemente los errores no forzados para permitir la remontada en los dos sets finales.

Por su parte, Diego Schwartzman, mejor tenista albiceleste de la ATP y actual número 14 del mundo, también avanzó ayer a la siguiente instancia de Roland Garros al derrotar de forma contundente, en tres sets, al italiano Lorenzo Sonego (46°).

El "Peque", de 28 años, que venía de vencer el viernes al eslovaco Norbert Gombos (106) por 7-6 (3), 6-3 y 6-3 para clasificarse a los octavos de final, continúa sin ceder un set en el certamen, dado que le ganó a Sonego con parciales de 6-1, 6-3 y 6-4.

Ahora, Schwartzman enfrentará al austríaco Dominic Thiem, número 3 del mundo y reciente campeón del US Open, que venció al joven francés Hugo Gaston -campeón olímpico juvenil en Buenos Aires 2018- por 6-4, 6-4, 5-7, 3-6 y 6-3.

El porteño buscará mantener su buen ritmo de juego, que ya lo había llevado a la final del reciente Masters 1000 de Roma, cuando dispute por cuarta vez los cuartos de final de un Grand Slam, ronda que no ha logrado superar.

Lo que se lee ahora
las más leídas