Villa María | firma | normativa | problemas

En los súper descartan que haya desabastecimiento, y admiten que aún reina la incertidumbre

Hay descreimiento sobre la posibilidad de encontrar la canasta en poblaciones del interior, entendiendo que la medida está orientada a las cadenas de súper de ciudades grandes

El sector supermercadista local admite cierto grado de incertidumbre con relación al congelamiento de precios impuesto por el Gobierno nacional, aunque algunos de los consultados entienden que no habrá desabastecimiento. De igual manera, el punto de coincidencia es que en ciudades como Villa María será muy difícil encontrar la totalidad de los productos que fueron incluidos en el listado, y que incluso en algunos casos los precios que se ofertan en la actualidad están por debajo de los fijados por Nación.

Si bien el propio jefe de Gabinete, Juan Manzur, expresó este jueves que el Gobierno firmó una resolución “para garantizar el acceso a una amplia canasta de productos de consumo masivo”, está claro que encontrar los casi 1.500 productos en los súper locales será una odisea, y más aún en pequeños comercios de barrios donde la medida no se replica.

Para Pablo Andersen, responsable de relaciones institucionales de un comercio de calle Tucumán, explicó que en la actualidad “no tenemos nada en concreto, ni desabastecimiento ni congelamiento de precios”. Si bien planteó que la firma dispone de un depósito de los más grandes de la provincia “y podemos llegar a ser los últimos en quedarnos sin mercadería”, admitió que puede haber casos puntuales como “la falta de una determinada mayonesa porque hay un problema en la línea de producción, pero no tiene nada que ver con el congelamiento”.

Consultado por este medio sobre la medida en sí, entendió que el congelamiento alcanza “a las grandes ciudades, y que en el interior del interior si llega es a cuenta gotas. Por experiencias propias, nos pasó con congelamientos anteriores de que tenemos mejores precios que el congelado. De hecho, con Precios Máximos tuvimos mejores precios en varios artículos” de ese programa.

En el caso puntual de la ciudad acerca de que se puedan encontrar al menos una gran parte de los productos congelados, Andersen fue contundente: “La realidad es muy distinta a lo que dicen los papeles. Nosotros no tenemos nada en concreto hasta ahora, todo lo que sabemos es por los medios y tampoco tenemos inconvenientes con el desabastecimiento”.

En recorridas por otros súper, la realidad se percibe con la misma sintonía pero la particularidad es que al ser superficies más pequeñas el arribo de productos congelados es mucho menor o en algunos casos nulos. Sólo se pueden llegan a exhibir algunos productos puntuales, en una cantidad “muy alejada de los 1.500”, coinciden los consultados. Y al recaer en maxikioscos o almacenes barriales, conocidos como comercios minoristas, el programa no tiene ningún tipo de impacto.

Controles

Andersen confirmó que en la aplicación de programas similares, como Precios Cuidados o Precios Máximos, si fueron controlados. “A los Máximos los teníamos en góndola sin ningún tipo de problemas; cuando existe un decreto o normativa, uno se allana. De igual manera, hasta ahora no tenemos nada concreto ni en Villa María, ni en Río Cuarto y es algo común en todas las localidades”.

Confirmó que existe una “incertidumbre en general”; e incluso consideró que el tema “es más mediático y político que otra cosa”. Al mismo tiempo, se mostró en concordancia con los súper más pequeños sobre la dificultad de encontrar los productos en este tipo de superficies: “Creo que será así, y que está más orientado a las grandes cadenas en las grandes ciudades, y que por derrame pueda llevar a alguna sucursal puntual”. Insistió en que ante esto “hay que tener paciencia”, y repitió nuevamente “no hay desabastecimiento y por ahora no hay ningún cambio con los precios”.