Villa María | firmas | pasos | matrimonio

Dieron el "sí quiero" por zoom, con el sueño de reencontrarse pronto

Radicado en Japón, a 18 mil kilómetros de la ciudad, Alexis Elsener dio el sí ante Agostina Villafañe Cogorno. La unión matrimonial fue la primera de este tipo en Córdoba. Momentos de alegría y emoción se vivieron en el Municipio

No fue un casamiento más. Es más, terminó siendo el primero de este tipo en la provincia y como no podría ser de otra manera ocurrió en la ciudad, con dos hijos de estas calles. Agostina Villafañe Cogorno ingresó al Salón Oval del Palacio Municipal con mucha felicidad apenas minutos después de las 10 de la mañana. Eran sus últimos minutos de soltera. Pero lejos de encontrarse acompañada por su prometido, alrededor sólo estaban familiares y amigos.

Es que Alexis Elsener, su novio, se encuentra desde hace un tiempo instalado en Japón, la tierra del sol naciente. La distancia, una vez más, no fue impedimento para dar uno de los pasos más importantes en la vida de la pareja. Ella, ante las autoridades municipales presentes, encabezadas por el intendente Martín Gill, y él vía zoom, al que se sumaron amigos y conocidos de diferentes partes del mundo, dieron el sí y formalmente ya están unidos en matrimonio.

Fue la primera unión de este tipo que se produce en Córdoba. Elsener no tuvo más que palabras de halago para su prometida minutos previos a que Gill leyera el acta. “Te elijo todos los días por ser tan incondicional, por tu respeto y el amor. Nos elegimos el uno para el otro; ella se bancó y toleró todo y soy un agradecido de tenerla”, sostuvo el joven basquetbolista, quien milita en el Veltex Shizouka de la Liga de Japón.

“Estoy muy feliz; ojalá te pueda tener pronto”, sentenció el joven para darle paso a Agostina. La joven confió que no le gusta mucho hablar “y menos en público”, aunque fue suficiente su breve mensaje: “te amo las 24 horas, estoy muy feliz”. El resto fue el cumplimiento protocolar, con las firmas de las correspondientes actas.

Previo a ello, Gill mencionó que el acto celebrado “permite generar una unión libre a la distancia mediante la cual los contrayentes buscan construir un proyecto de vida en común frente al Estado”, destacando además que “ninguna barrera ha sido impedimento para este encuentro, donde prima la mixtura de lugares y distancias”.