Nacionales | FMI | Mauricio Macri | Gobierno

Crítico informe del FMI sobre la política económica del gobierno de Macri

Al difundir el resultado de una auditoría sobre el multimillonario crédito otorgado a la anterior gestión, señaló que el plan zozobró por una estrategia demasiado frágil que incluyó fallas, restricciones y errores de diagnóstico

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que el programa económico de Mauricio Macri, que fue respaldado con el mayor préstamo en la historia del organismo, zozobró por una estrategia “demasiado frágil” signada por un cóctel explosivo de fallas, restricciones y errores de diagnóstico, entre los cuales sobresalen dos: un “espacio político limitado” para implementar reformas y solucionar “desafíos estructurales profundamente arraigados” y la decisión de la administración macrista de descartar una reestructuración de la deuda con los acreedores privados y restaurar el “cepo” para fortalecer el plan.

“En última instancia, la estrategia del programa resultó demasiado frágil para los desafíos estructurales profundamente arraigados y las realidades políticas de la Argentina”, indicó el Fondo.

Al filo de la Navidad y antes de bajar la persiana hasta el próximo año, el Fondo finalmente brindó su “autopsia” de la política económica macrista en un extenso informe que fue difundido tras ser aprobado por el Directorio Ejecutivo del organismo en una reunión en Washington.

Ese informe, llamado Evaluación Ex-Post, ofreció la primera explicación formal del Fondo sobre los motivos que llevaron al fracaso del plan de Macri para restaurar la estabilidad de la economía luego de la corrida cambiaria que se desató a fines de abril de 2018. Es un análisis que el Fondo Monetario realiza para los préstamos de “acceso excepcional”, cuyo monto está por encima del límite normal al que puede acceder un país, tal como ocurrió con el acuerdo stand-by (SBA, según sus siglas en inglés) que obtuvo la administración macrista. El Fondo ya ha realizado este tipo de evaluaciones para otros países que recibieron una asistencia elevada, como Ucrania, Portugal, Grecia o Irlanda.

El más grande la historia

El préstamo que recibió la Argentina en junio de 2018, originalmente por 50.000 millones de dólares, fue el más grande en la historia del organismo. El gobierno de Macri lo amplió unos meses después a 57.000 millones de dólares, de los cuales tomó alrededor de 44.000 millones.

Las razones del fracaso del programa con el Fondo han sido motivo de fuerte debate en la Argentina y el informe, que el Fondo mantuvo en reserva hasta ayer, era ampliamente esperado. El Frente de Todos fustigó con dureza la política de endeudamiento y el ajuste aplicado por el macrismo, mientras que Juntos por el Cambio culpó al kirchnerismo por la herencia recibida y la falta de respaldo político para encarrilar la economía. Más allá de esa discusión, lo cierto es que el plan nunca logró recuperar la confianza de los mercados en el “gradualismo” –la gran apuesta inicial del FMI y el gobierno de Macri–, y nunca frenó la estampida de inversores y ahorristas, que se terminó por llevar puesto al dólar y, en última instancia, a Macri.

Larga lista de problemas

El informe, realizado por el economista noruego Odd Per Brekk, el número dos del Departamento de Asia y el Pacífico del Fondo, recorrió una larga lista de motivos que aniquilaron el SBA y que han llevado al Fondo a insistir en que un pilar central para el éxito de un nuevo programa es un fuerte consenso político.

La crítica sobresaliente del trabajo, bienvenida por el Gobierno, apunta a una decisión central de la política económica macrista: apostar al ajuste fiscal y el control del dólar sin reestructurar la deuda ni restaurar el “cepo”. La Argentina, señaló Brekk, debió renegociar con los acreedores y colocar controles de capitales antes de las elecciones primarias de 2019, que marcaron un giro político, y desataron el último y más brutal azote de los mercados que terminó de aniquilar el programa. Forzado por la realidad y sin más opciones, el gobierno de Macri anunció ambas medidas luego de la derrota electoral.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció anoche la importancia de la auditoría que realizó el FMI, en la que analizó el multimillonario crédito otorgado en 2018 al presidente Macri, y dijo que incluso podría tener una mayor "autocrítica".

Ese préstamo "fue absurdo, no se utilizó para nada bueno, para que genere capacidad productiva o genere empleo", dijo Guzmán en declaraciones al canal de noticias C5N.